< <  

Viernes, 29 de enero de 2016

  > >
2 Samuel 11:1-10, 13-17
Salmos 51:3-7, 10-11
Marcos 4:26-34

Ver Lecturas en Inglés
Reflexiones Similares

This piece of content is currently only available in English.

una iglesia pecadora y enferma

"La semilla germina y va creciendo, sin que él sepa cómo" (Marcos 4:27).

Debido a que la Iglesia fue fundada por Jesús (Mt 16:18), porque Jesús es la Cabeza de la Iglesia (Ef 1:22), y porque la Iglesia es el corazón del reino de Dios (ver Mt 16:19), la Iglesia crecerá siempre (Mc 4:28) y durará para siempre (ver Heb 12:28). Incluso si la Iglesia en algunas zonas es tan pequeña como un grano de mostaza, seguramente crecerá (Mc 4:31ss). Incluso si los cristianos son muy débiles, la Iglesia se hará fuerte, por el poder de Dios llega a la perfección en nuestra debilidad (2 Co 12:9).

Sin embargo, el crecimiento de la Iglesia puede ser severamente restringida y retrasada por nuestros pecados, porque el salario del pecado es la muerte (Rom 6:23). Pecar es la peor cosa que posiblemente podamos hacer para lastimar a la Iglesia, a nuestras familias, a nosotros mismos, a los pobres, a los niños y a todo el mundo.

Por lo tanto, ¡arrepiéntanse! Vayan a confesarse, porque Jesús ha dado a los líderes de la Iglesia el poder de perdonar los pecados en su nombre (Jn 20:23). Por la gracia de Dios, superen todas las tentaciones. No se detengan en medio del camino del reino de amor que viene de Dios "en la tierra como en el cielo" (Mt 6:10). Arrepiéntase y construya la Iglesia.

Oración:  Jesús, que pueda amar la Iglesia como Tú lo haces (Ef 5:25). Que pueda dar mi vida por Ti y Tú Cuerpo, la Iglesia.

Promesa:  "¡Ten piedad de mí, oh Dios, por tu bondad, por tu gran compasión, borra mis faltas! ¡Lávame totalmente de mi culpa y purifícame de mi pecado!" (Sal 51:3-4).

Alabanza:  Después de muchos años, Felipe finalmente se confesó y su vida cambió para siempre. Liberado del pecado, fue puesto en libertad por Jesús, y le siguió a Él con alegría.

Rescripto:  †Reverendísimo Joseph R. Binzer, Obispo auxiliar y Vicario general de la Arquidiócesis de Cincinnati, 24 de augusto de 2015.

El Nihil Obstat establece que no existe impedimento para la publicación de un libro o folleto. No implica acuerdo con contenido, opiniones o afirmaciones expresadas en el mismo.