< <  

Sábado, 1 de agosto de 2020

  > >

san Alfonso María de Ligorio


Jeremías 26:11-16, 24
Salmos 69:15-16, 30-31, 33-34
Mateo 14:1-12

Ver Lecturas en Inglés
Reflexiones Similares

This piece of content is currently only available in English.

enojado con el mensajero

“Este hombre no es reo de muerte, porque nos ha hablado en nombre del Señor, nuestro Dios” (Jeremías 26:16).

   La Palabra de Dios es una espada de doble filo (Heb 4:12), que consuela a los afligidos y aflige a los cómodos. Cuando la Palabra de Dios y nuestras voluntades se cruzan, nos vemos tentados a culpar al maestro, predicador, pastor o profeta. Culpamos al mensajero por el mensaje.
   Esto se lo hicieron los israelitas a Jeremías. Él insistió en que el argumento de los israelitas no era con él sino con el Señor que lo había enviado (Jer 26:15). Las autoridades religiosas de los días de Jesús confundieron a los mensajeros con el mensaje y encarcelaron a los apóstoles (ver Hch 5:17-18). Del mismo modo, Herodes y Herodías intentaron en vano silenciar la Palabra decapitando a Juan Bautista (Mt 14:10). Sin embargo, "la Palabra de Dios no está encadenada" (2 Tim 2:9).
   Cuando nos sentimos tentados a rechazar a los mensajeros que nos traen mensajes de Dios, debemos seguir el consejo de Gamaliel: “Ustedes no podrán destruirlos y correrán el riesgo de embarcarse en una lucha contra Dios” (Hch 5:39).

Oración:  Padre, que pueda escuchar Tu Palabra más que al mundo.

Promesa:  “Porque el Señor escucha a los pobres y no desprecia a Sus cautivos” (Sal 69:34).

Alabanza:  San Alfonso es un doctor de la Iglesia. Fue un autor prolífico y también fundó la Congregación del Santísimo Redentor para la salvación de las almas más abandonadas (los Redentoristas). El papa Pío XII lo declaró patrono de los teólogos morales.

Referencia:  

Rescripto:  Según el Código de Derecho Canónico, se otorga el Nihil Obstat (no existe impedimento para publicar) a Un Pan, Un Cuerpo por el periodo 1 de agosto al 31 de septiembre de 2020. Otorgado el 11 de febrero de 2020. Reverendísimo Joseph R. Binzer, Obispo auxiliar y Vicario general de la Arquidiócesis de Cincinnati

El Nihil Obstat establece que no existe impedimento para la publicación de un libro o folleto. No implica acuerdo con contenido, opiniones o afirmaciones expresadas en el mismo.