< <  

Miércoles, 12 de junio de 2019

  > >
2 Corintios 3:4-11
Salmos 99:5-9
Mateo 5:17-19

Ver Lecturas en Inglés
Reflexiones Similares

This piece of content is currently only available in English.

tu calificación crediticia

"No porque podamos atribuirnos algo que venga de nosotros mismos, ya que toda nuestra capacidad viene de Dios" (2 Corintios 3:5).

Dios hace algo por nosotros y se lo agradecemos. Lo hace por segunda vez y le agradecemos por ayudarnos. Lo hace por tercera vez y decimos: "Mira lo que hice". Cambiamos rápidamente de darle el crédito a Dios a darnos el crédito a nosotros mismos.

Nuestra perspectiva está incorrecta. Le pedimos a Dios que nos ayude, como si estuviéramos a cargo. En realidad, deberíamos pedirle a Dios el privilegio de ayudarlo. "Así también ustedes, cuando hayan hecho todo lo que se les mande, digan: 'Somos simples servidores, no hemos hecho más que cumplir con nuestro deber'" (Lc 17:10). Dios no nos debe nada excepto el castigo por nuestros pecados. Él ha tomado nuestras transgresiones en Sí mismo (Is 53:5), y le debemos todo. "Todo es gracia" (Rom 4:16). "Porque ustedes han sido salvados por su gracia, mediante la fe. Esto no proviene de ustedes, sino que es un don de Dios; y no es el resultado de las obras, para que nadie se gloríe" (Ef 2:8-9).

"Todo lo que es bueno y perfecto es un don de lo alto" (Stg 1:17). "¡Al que está sentado sobre el trono y al Cordero, alabanza, honor, gloria y poder, por los siglos de los siglos!" (Ap 5:13). "¡Glorifiquen al Señor, exáltenlo cuanto puedan, y Él siempre estará por encima! Para exaltarlo, redoblen sus fuerzas, no se cansen, porque nunca acabarán" (Eclo 43:30; ver 1 Co 15:28).

Oración:  Señor, te doy crédito por todo lo bueno que ha sido o será.

Promesa:  "El que los cumpla y enseñe [estos mandamientos], será considerado grande en el Reino de los Cielos" (Mt 5:19).

Alabanza:  El Dr. Bartlett le da crédito a Dios por cada vida que ayuda a salvar.

Rescripto:  †Reverendísimo Joseph R. Binzer, Obispo auxiliar y Vicario general de la Arquidiócesis de Cincinnati, 12 de diciembre de 2018

El Nihil Obstat establece que no existe impedimento para la publicación de un libro o folleto. No implica acuerdo con contenido, opiniones o afirmaciones expresadas en el mismo.