< <  

Miércoles, 22 de mayo de 2019

  > >

santa Rita de Casia


Hechos 15:1-6
Salmos 122:1-5
Juan 15:1-8

Ver Lecturas en Inglés
Reflexiones Similares

This piece of content is currently only available in English.

aros de frutas

"La gloria de mi Padre consiste en que ustedes den fruto abundante" (Juan 15:8).

Somos sarmientos de Dios, nuestra Vid, y debemos darle fruto. Por lo tanto, el fruto que producimos no es nuestro. Por ejemplo, tengo seis hijos. Todos son adultos y cinco están casados ​​y viven independientes. Tenía que dejar ir a estos cinco. Fueron mi responsabilidad durante dos décadas, y maduraron en mi casa bajo mi cuidado. Finalmente, sin embargo, estos niños pertenecen a Dios y son su fruto.

Sin cesar, los sarmientos repetimos este ciclo. Seguimos extensiones de Jesús, la Vid (Jn 15:1). Damos frutos, nos podan, a veces dolorosamente, y desprendemos el fruto al Padre cuando está maduro. Repetimos este ciclo para dar "fruto abundante" al Viñador durante toda nuestra vida (Jn 15:8).

Un sarmiento tiene dos áreas abiertas: una unida a la Vid, y la otra es con el fruto. El nexo con la Vid está diseñado para ser liso y firme, que nunca se debe deshacer. El nexo con el fruto está diseñado para sostenerlo hasta que este madure, y luego desprenderlo, de modo que ninguna enfermedad se pase entre el fruto y el sarmiento.

¡Que siempre soltemos nuestro fruto inmediatamente al Señor, porque es suyo! El sarmiento no existe para sí mismo, sino para la Vid y para dar fruto abundante. ¡Dediquémonos a Jesús por completo y centrémonos en glorificarlo con fruto abundante!

Oración:  Padre, que pueda amar el fruto que me permites dar, pero siempre amarte a Ti aún más. Te confío el fruto maduro que me has permitido dar. Úsanos como quieras. Te pertenecemos totalmente.

Promesa:  "Esto causó una gran alegría a todos los hermanos" (Hch 15:3).

Alabanza:  Cuando santa Rita de Casia perdió a su esposo e hijos, se dedicó a su Novio. Ella se hizo hermana religiosa.

Referencia:  (Esta enseñanza fue presentada por un miembro del equipo editorial).

Rescripto:  †Reverendísimo Joseph R. Binzer, Obispo auxiliar y Vicario general de la Arquidiócesis de Cincinnati, 23 de enero de 2019

El Nihil Obstat establece que no existe impedimento para la publicación de un libro o folleto. No implica acuerdo con contenido, opiniones o afirmaciones expresadas en el mismo.