< <  

Miércoles, 13 de junio de 2018

  > >

san Antonio de Padua


1 Reyes 18:20-39
Salmos 16:1-2, 4-5, 8, 11
Mateo 5:17-19

Ver Lecturas en Inglés
Reflexiones Similares

This piece of content is currently only available in English.

"hagan discípulos"

"Respóndeme, Señor, respóndeme, para que este pueblo reconozca que Tú, Señor, eres Dios, y que eres Tú el que les ha cambiado el corazón" (1 Reyes 18:37).

El Señor le dio a Elías el trabajo de derribar el reino idolátrico del malvado Ajab y Jezabel. Elías profetizó que no llovería por tres años (1 Re 17:1), y no cayó lluvia. Esto paralizó la economía, pero Ajab y Jezabel sobrevivieron. Entonces, Elías clamó al cielo por fuego en el monte Carmelo y cortó las gargantas de 450 profetas del dios falso, Baal (1 Re 18:40). Sin embargo, Ajab, y especialmente Jezabel, permanecieron en sus malvados caminos y juraron matar a Elías dentro de veinticuatro horas (1 Re 19:2). Al conocer esto, el poderoso Elías se sentó y oró al Señor para que le quitara la vida (1 Re 19:4). El Señor envió un ángel para alentar a Elías (1 Re 19:5). Entonces, Elías oyó un mensaje de Dios (1 Re 19:12-13). Dios le dijo a Elías que hiciera a Eliseo su discípulo (1 Re 19:16ss). Finalmente, Dios obró por medio de este discípulo para destruir el reino de Ajab y Jezabel.

Las profecías, una sequía de tres años, el fuego del cielo y el exterminio de cientos de falsos profetas no fueron suficientes para destruir el mal y cumplir el plan de Dios. Hacer un discípulo es lo que cambia el mundo. Sé discípulo de Jesús y haz discípulos de todas las naciones (Mt 28:19).

Oración:  Padre, hazme como Jesús, mi Maestro.

Promesa:  "Les aseguro que no desaparecerá ni una "i" ni una coma de la Ley, antes que desaparezcan el cielo y la tierra, hasta que todo se realice" (Mt 5:18).

Alabanza:  San Antonio predicó a Cristo en España, Francia e Italia. Predicaba contra las prácticas monetarias de su época, como la usura y la avaricia.

Rescripto:  †Reverendísimo Joseph R. Binzer, Obispo auxiliar y Vicario general de la Arquidiócesis de Cincinnati, 28 de diciembre de 2017.

El Nihil Obstat establece que no existe impedimento para la publicación de un libro o folleto. No implica acuerdo con contenido, opiniones o afirmaciones expresadas en el mismo.