< <  

Miércoles, 25 de abril de 2018

  > >

san Marcos


1 Pedro 5:5-14
Salmos 89:2-3, 6-7, 16-17
Marcos 16:15-20

Ver Lecturas en Inglés
Reflexiones Similares

This piece of content is currently only available in English.

dejando huella en el mundo

"Anuncien la Buena Noticia a toda la creación" (Marcos 16:15).

La iglesia primitiva y san Marcos se esforzaban para proclamar el evangelio de Jesucristo a todo el mundo (Mc 16:15). Los apóstoles y los discípulos usaban todos los recursos disponibles en el tiempo de Cristo: viajaban a pie miles de kilómetros, se reunían con la gente en lugares públicos, sinagogas, en el templo, en los hogares. San Marcos, también conocido como Juan (Hch 13:5,13) y Juan Marcos (Hch 12:12, 25; 15:37), formó parte de la primera jornada misionera.

Finalmente, san Marcos, al tratar de permear la cultura con el evangelio de Jesús (ver Catecismo, 899), encontró una forma nueva de compartir la Buena Nueva. Por la inspiración del Espíritu Santo, desarrolló un formato nuevo, la palabra escrita en la forma de una narrativa evangélica. Este formato ha permanecido a través del tiempo. Dos mil años más tarde millones de personas han leído este evangelio y han ofrecido sus vidas a Jesús. Mucha gente en el cielo está ahí debido a la innovación y dedicación de san Marcos para compartir la Palabra de Dios. Muchos de ustedes que leen esto comparten dicha esperanza.

Sé un san Marcos. Gracias a la tecnología, en esta era moderna hay muchas maneras para comunicar que no existían en el tiempo de san Marcos. Las posibilidades existen para darle la vuelta al mundo mediante los medios sociales de comunicación, internet, correo electrónico, mensajes de texto. Además, hay estudios que han demostrado que el contacto tradicional de persona a persona sigue siendo la forma más efectiva de llegar al corazón de la persona. Oremos para que podamos descubrir una forma duradera para llegar a muchos con la Buena Nueva de Jesucristo.

Oración:  Padre, te pido que mucha gente logre gozar de Tu compañía por siempre en el cielo debido a mi dedicación para compartir el evangelio.

Promesa:  "Humíllense bajo la mano poderosa de Dios, para que Él los eleve en el momento oportuno" (1 Pe 5:6).

Alabanza:  A pesar de que san Marcos alguna vez se encontró huyendo del sufrimiento y persecución (ver Hch 13:13), él continuó proclamando a Jesús a toda costa.

Referencia:  (Esta enseñanza fue presentada por un miembro del equipo editorial).

Rescripto:  †Reverendísimo Joseph R. Binzer, Obispo auxiliar y Vicario general de la Arquidiócesis de Cincinnati, 11 de octubre de 2017.

El Nihil Obstat establece que no existe impedimento para la publicación de un libro o folleto. No implica acuerdo con contenido, opiniones o afirmaciones expresadas en el mismo.