< <  

Sábado, 1 de julio de 2017

  > >

san Junípero Serra


Génesis 18:1-15
Lucas 1:46-50, 53-55
Mateo 8:5-17

Ver Lecturas en Inglés
Reflexiones Similares

This piece of content is currently only available in English.

benditos son los hospitalarios

"Yo haré que les traigan un poco de agua. Lávense los pies y descansen a la sombra del árbol. Mientras tanto, iré a buscar un trozo de pan, para que ustedes reparen sus fuerzas antes de seguir adelante" (Génesis 18:4-5).

Abram corrió hacia los tres extranjeros y les rogó darles hospitalidad. Sin saber, ofreció hospitalidad a Dios y a los dos ángeles. Esto causó al escritor de Hebreos demandarnos: "No se olviden de practicar la hospitalidad, ya que gracias a ella, algunos, sin saberlo, hospedaron a los ángeles" (Heb 13:2). Pablo también nos manda: "practiquen generosamente la hospitalidad" (Rom 12:13). Cuando ofrecemos hospitalidad en dar hasta una taza de agua fría, no nos iremos sin recompensa (ver Mt 10:42). Cuando alimentamos a los hambrientos o damos bebida a los sedientos, estamos dando servicio a Dios. (Mt 25:40).

Mostrar hospitalidad es la principal calificación para ser un líder cristiano. (1 Tim 3:2; Tit 1:8). Entonces, no solo debemos ofrecer la hospitalidad sin queja (1 Pe 4:9), sino también debemos pedir a la gente que acepten nuestra hospitalidad (ver Hch 16:15; Gn 18:4-5). La hospitalidad es un gran privilegio. Jesús mismo ofrecerá a sus creyentes hospitalidad al final del mundo. "¡Felices los servidores a quienes el señor encuentra velando a su llegada! Les aseguro que Él mismo recogerá su túnica, los hará sentar a la mesa y se pondrá a servirlo" (Lc 12:37). Benditos los hospitalarios: ellos sirven a Dios y serán servidos por Él.

Oración:  Padre, que les dé a todos la bienvenida como si ellos fueran Tú y Tus ángeles.

Promesa:  "Le tocó la mano y se le pasó la fiebre. Ella se levantó y se puso a servirlo" (Mt 8:15).

Alabanza:  Aun lejos de casa, san Junípero trató tanto a los indígenas como a los españoles con hospitalidad.

Rescripto:  †Reverendísimo Joseph R. Binzer, Obispo auxiliar y Vicario general de la Arquidiócesis de Cincinnati, 3 de marzo de 2017.

El Nihil Obstat establece que no existe impedimento para la publicación de un libro o folleto. No implica acuerdo con contenido, opiniones o afirmaciones expresadas en el mismo.