< <  

Domingo, 2 de julio de 2017

  > >

13er domingo de T. Ordinario


2 Reyes 4:8-11, 14, 16
Romanos 6:3-4, 8-11
Salmos 89:2-3, 16-19
Mateo 10:37-42

Ver Lecturas en Inglés
Reflexiones Similares

This piece of content is currently only available in English.

el evento más importante de tu vida

"¿No saben ustedes que todos los que fuimos bautizados en Cristo Jesús, nos hemos sumergido en su muerte?" (Romanos 6:3).

Tu bautismo fue el evento más importante de tu vida y la base de todos los otros eventos importantes de tu vida. Pero, muchos cristianos no están conscientes de la "novedad radical" de sus vidas bautizadas y la "inmensa, extraordinaria riqueza y responsabilidad" del bautismo (Miembros laicos del Pueblo Fiel a Cristo. Papa san Juan Pablo II, 10, 61).

Cuando fuimos bautizados, lo fuimos en Cristo (Rom 6:3). La única experiencia remotamente parecida es el embarazo, el tiempo en el cual la criatura está en el cuerpo de su madre. Imagínate si pudieras entrar de nuevo en el vientre de tu madre (ver Jn 3:4). ¡Cuántos cambios radicales podría significar esto para ti! Sin embargo, ser bautizado en Jesús tiene muchas más estupendas consecuencias. Bautizados en Jesús, estamos en Su muerte, entierro y resurrección y obtenemos los beneficios salvíficos de estos eventos (Rom 6:3-5). En Jesús, no hay condenación (Rom 8:1). Somos redimidos, perdonados, y elegidos (Ef 1:7,11). Somos "una raza elegida, un sacerdocio real, una nación santa" (1 Pe 2:9). Pasamos nuestras vidas aprendiendo como caminar, hablar, pensar, sentir, trabajar, orar, oír, ver y amar en Jesús. Vivimos nuestro bautismo.

Oración:  Jesús, que pueda celebrar mi aniversario bautismal cada año como señal de vivir diariamente mi bautismo.

Promesa:  "El que ama a su padre o a su madre más que a mí, no es digno de mí; y el que ama a su hijo o a su hija más que a mí, no es digno de mí. El que encuentre su vida, la perderá; y el que pierda su vida por mí, la encontrará" (Mt 10:37-39).

Alabanza:  Alabanza a Ti, Señor Jesús resucitado, quien bautiza con el Espíritu Santo (Mc 1:8). ¡Aleluya!

Rescripto:  †Reverendísimo Joseph R. Binzer, Obispo auxiliar y Vicario general de la Arquidiócesis de Cincinnati, 3 de marzo de 2017.

El Nihil Obstat establece que no existe impedimento para la publicación de un libro o folleto. No implica acuerdo con contenido, opiniones o afirmaciones expresadas en el mismo.