< <  

Sábado, 18 de junio de 2016

  > >
2 Crónicas 24:17-25
Salmos 89:4-5, 29-34
Mateo 6:24-34

Ver Lecturas en Inglés
Reflexiones Similares

This piece of content is currently only available in English.

¿vencido por casi nada?

"Aunque el ejército de Aram había venido con pocos hombres, el Señor entregó en sus manos a un ejército mucho más numeroso, por haberlo abandonado a él" (2 Crónicas 24:24).

Iehoiadá, el sacerdote, trajo un gran renacimiento a la gente de Judá. Se arrepintieron de la idolatría y adoraron al Dios verdadero por casi cuarenta años (2 Cr 23:17). Hasta restauraron el templo (2 Cr 24:4ss). Pero después de la muerte de Iehoiadá, las gentes de Judá "entonces abandonaron la Casa del Señor, el Dios de sus padres, y rindieron culto a los postes sagrados" (2 Cr 24:18). Hasta mataron al hijo de Iehoiadá cuando el profetizó contra su idolatría (2 Cr 24:20-22). Por su pecado, el Señor entregó el ejército de Judá mucho más numeroso en las manos de unos pocos arameos (2 Cr 24:24).

En nuestros tiempos, algunos cristianos profesan ser de la "mayoría moral", más aun, unas pocas personas han logrado vencer a millones de cristianos legalizando el aborto, apoyando la eutanasia, quitando oraciones de las escuelas públicas, apoyando actos homosexuales, etc. Cantidades de cristianos son vencidos por unas pocas personas que no son cristianas, porque hemos perdido nuestro primer amor (Ap 2:4). Estamos "enredados y dominados" por la contaminación del mundo una vez más (2 Pe 2:20). Posiblemente un pariente o pastor o amigo cristiano te ayudaba a buscar de nuevo el rostro de Jesús. Pero ahora eso ya no sucede. Nos hemos caído, hemos reincidido y hasta hemos sido vencidos por enemigos mucho más débiles. "Conviértete y observa tu conducta anterior" (Ap 2:5). Levántate del pecado y de la derrota hacia la salvación y la victoria.

Oración:  Padre, en Jesús seré más que un vencedor (Rom 8:37) y no una víctima vencida y lastimosa.

Promesa:  "Busquen primero el Reino y su justicia, y todo lo demás se les dará por añadidura" (Mt 6:33).

Alabanza:  Esteban abandonó la confesión por años, pero por fin aceptó la gracia de regresar al Señor. Ahora, da clases para animar a gente que busca la misericordia de Jesús en la confesión.

Rescripto:  †Reverendísimo Joseph R. Binzer, Obispo auxiliar y Vicario general de la Arquidiócesis de Cincinnati, 18 de febrero de 2016.

El Nihil Obstat establece que no existe impedimento para la publicación de un libro o folleto. No implica acuerdo con contenido, opiniones o afirmaciones expresadas en el mismo.