< <  

Domingo, 2 de mayo de 2021

  > >

5to domingo de Pascua


Hechos 9:26-31
1 Juan 3:18-24
Salmos 22:26-28, 30-32
Juan 15:1-8

Ver Lecturas en Inglés
Reflexiones Similares

This piece of content is currently only available in English.

deleitado por frutos

"La gloria de mi Padre consiste en que ustedes den fruto abundante, y así sean Mis discípulos" (Juan 15:8).

   Ya es tarde y estoy cansado. En mi oración por esta enseñanza, le digo a Dios que quiero dormir ya, en vez de pedirle palabras fructíferas para que Él pueda ser glorificado por lo que escribo (Jn 15:8). No quiero oír que tenga que ser podado (Jn 15:2). ¿Te suena familiar?

   La batalla por dar fruto realmente muestra quién es el señor de nuestras vidas, Jesús o nosotros. Podemos dar cualquier fruto que Dios requiera de nosotros, porque la energía requerida por producir el fruto proviene incesantemente de Jesús, la Vid (Jn 15:1). Arraigados en Jesús, "daremos mucho fruto" (Jn 15:5). Por lo tanto, no es falta de energía, sino falta de confianza en su provisión, o falta de deseo de glorificar a Dios al permanecer arraigado en Jesús y dar fruto (Jn 15:8).

   ¿Cuál fruta no quieres producir? ¿Es tener más hijos, aumentar tu diezmo, ayunar más, evangelizar de puerta en puerta, testificar a colegas, renunciar a posesiones, podar tu estilo de vida, defender la vida o hacer pública tu fe? ¿Estarás satisfecho con producir solo tu cuota actual de fruta? “Al que da fruto, [Dios] lo poda para que dé más todavía” (Jn 15:2). Ya viene con tijeras de podar.

   Preguntas como estas penetran al corazón y revelan nuestros deseos. ¿Deseamos ser podados para que Dios coseche una mayor cosecha de fe? ¿O es nuestro deseo limitar o controlar la poda e intervención de Dios en nuestras vidas? Con María, experta en dar fruto (ver Lc 1:42), respondamos a Dios: "Que se cumpla en mí lo que has dicho" (ver Lc 1:38).

Oración:  Padre, confío en tu poda mucho más de lo que confío en que el mejor cirujano del mundo me opere. Sé glorificado a través de mí.

Promesa:  La Iglesia “se iba consolidando, vivía en el temor del Señor y crecía en número, asistida por el Espíritu Santo” (Hch 9:31).

Alabanza:  “Cuando se manifieste Cristo, que es nuestra vida, ustedes también aparecerán con Él llenos de gloria” (Col 3:4). ¡Jesús, confío en ti!

Referencia:  (Esta enseñanza fue presentada por un miembro del equipo editorial).

Rescripto:  Según el Código de Derecho Canónico, se otorga el Nihil Obstat (no existe impedimento para publicar) a Un Pan, Un Cuerpo por el periodo 1 de abril de 2021 al 31 de mayo de 2021. Otorgado el 11 de enero de 2021. Reverendo Steve J. Angi, Canciller y Vicario general de la Arquidiócesis de Cincinnati, Ohio

El Nihil Obstat establece que no existe impedimento para la publicación de un libro o folleto. No implica acuerdo con contenido, opiniones o afirmaciones expresadas en el mismo.