< <  

Lunes, 27 de diciembre de 2021

  > >

san Juan


1 Juan 1:1-4
Salmos 97:1-2, 5-6, 11-12
Juan 20:1-8

Ver Lecturas en Inglés
Reflexiones Similares

This piece of content is currently only available in English.

el espíritu de amor en navidad

“De madrugada el primer día de la semana, cuando aún estaba oscuro, María Magdalena vino al sepulcro y vio que la piedra había sido sacada. Corrió al encuentro de Simón Pedro y del otro discípulo al que Jesús amaba” (Juan 20:1-2).

   En este tercer día de Navidad, nuestro verdadero Amor, Jesús, nos da la oportunidad de contemplar la vida de san Juan, a quien tradicionalmente se identifica como el discípulo amado. Al hacer esto, tendremos “comunión” con Juan y todos los santos (1 Jn 1:3). En nuestra comunión con ellos, permanecemos en el amor y en Dios (1 Jn 4:16). Así, en este tercer día de Navidad, nuestro verdadero Amor nos da amor y la gracia de amar tan profundamente que permanecemos en el amor para siempre.

   Todos deseamos ser amados y amar. Sin embargo, al mismo tiempo deseamos ser egoístas y, por lo tanto, confinarnos a la prisión del orgullo. Necesitamos el Espíritu Santo, el verdadero Espíritu de Navidad, porque sus deseos están en contra de nuestros deseos egoístas y carnales (Gál 5:17). A medida que el Espíritu Santo nos lleve a vivir nuestros bautismos en plenitud, nos convencerá de nuestras capitulaciones pecaminosas hacia las demandas de nuestro egoísmo (ver Jn 16:8). Entonces usará sus maravillosos dones para producir en nosotros el fruto del Espíritu, es decir, amor (Gál 5:22).

   En este día de amor, lee y ora partes del Evangelio de Juan, sus tres cartas y el Apocalipsis. Lee, ora y obedece en el Espíritu. Recibe y da el amor perdurable de Dios para siempre.

Oración:  Padre, en esta temporada navideña, condúceme a una nueva dimensión de amor.

Promesa:  “Lo que existía desde el principio, lo que hemos oído, lo que hemos visto con nuestros ojos, lo que hemos contemplado y lo que hemos tocado con nuestras manos acerca de la Palabra de Vida, es lo que les anunciamos, porque la Vida se hizo visible, y nosotros la vimos y somos testigos, y les anunciamos la vida eterna que existía junto al Padre y que se nos ha manifestado” (1 Jn 1:1-2).

Alabanza:  San Juan declaró que “todo lo que vio da testimonio de la palabra de Dios y del testimonio de Jesucristo” (Ap 1:2).

Referencia:  

Rescripto:  Según el Código de Derecho Canónico, se otorga el Nihil Obstat (no existe impedimento para publicar) a Un Pan, Un Cuerpo por el periodo 1 de diciembre de 2021 al 31 de enero de 2022. Otorgado el 12 de julio de 2021. Reverendo Steve J. Angi, Canciller y Vicario general de la Arquidiócesis de Cincinnati, Ohio

El Nihil Obstat establece que no existe impedimento para la publicación de un libro o folleto. No implica acuerdo con contenido, opiniones o afirmaciones expresadas en el mismo.