< <  

Sábado, 15 de agosto de 2020

  > >

La Asunción


Apocalipsis 11:19; 12:1-6, 10
1 Corintios 15:20-27
Salmos 45:10-12, 16
Lucas 1:39-56

Ver Lecturas en Inglés
Reflexiones Similares

This piece of content is currently only available in English.

el mejor destino

“Dios le había preparado un refugio” (Apocalipsis 12:6).

   ¿Por qué la asunción del cuerpo de María al cielo es tan importante como para justificar un Día Santo de Obligación en la Iglesia Católica? Una razón es lo que esto refleja de su perfección y lo que esto significa para nuestra perfección.  “La Asunción de la Santísima Virgen constituye una participación singular en la Resurrección de su Hijo y una anticipación de la resurrección de los demás cristianos” (Catecismo de la Iglesia Católica, 966).
   Por su Inmaculada Concepción, María fue liberada de la carga y pena del pecado original. María ya tiene en su cuerpo la gloria de la resurrección. Ella es, por lo tanto, una profetisa de lo que será nuestro destino redimido: el gozo de una encarnación incorruptible y de ver a Dios cara a cara en el cielo (1 Co 15:42-49; 1 Jn 3:2). María va delante de nosotros para interceder para que podamos compartir su destino.
   María trajo al Niño Jesús al mundo, ella fue elevada al cielo e intercede ante su Hijo para que nosotros recibamos cuerpos gloriosos y veamos a Dios en Su santo trono en el cielo. Gracias, Señor, por escuchar a María y escuchar Sus oraciones (ver Jn 2:3ss). Al igual que María, confíe en Dios total y completamente.

Oración:  Padre, gracias por llevar a María al cielo. Haz conmigo lo que debas para hacer a través de mí lo que quieras.

Promesa:  “Es necesario que Cristo reine hasta que ponga a todos los enemigos debajo de Sus pies” (1 Co 15:25).

Alabanza:  Mediante su pureza y obediencia, María fue la discípula perfecta. Ella es virgen y madre, un modelo para todo creyente. En su Asunción, Dios llevó a María cuerpo y alma a la gloria celestial.

Referencia:  (Esta enseñanza fue presentada por un miembro del equipo editorial).

Rescripto:  Según el Código de Derecho Canónico, se otorga el Nihil Obstat (no existe impedimento para publicar) a Un Pan, Un Cuerpo por el periodo 1 de agosto al 31 de septiembre de 2020. Otorgado el 11 de febrero de 2020. Reverendísimo Joseph R. Binzer, Obispo auxiliar y Vicario general de la Arquidiócesis de Cincinnati

El Nihil Obstat establece que no existe impedimento para la publicación de un libro o folleto. No implica acuerdo con contenido, opiniones o afirmaciones expresadas en el mismo.