< <  

Domingo, 20 de diciembre de 2020

  > >

4to domingo de Adviento


2 Samuel 7:1-5, 8-12, 14, 16
Romanos 16:25-27
Salmos 89:2-5, 27, 29
Lucas 1:26-38

Ver Lecturas en Inglés
Reflexiones Similares

This piece of content is currently only available in English.

¿promesas de dios incumplidas?

"Sellé una alianza con mi elegido, hice este juramento a David, mi servidor: ‘Estableceré tu descendencia para siempre’” (Salmos 89:4-5).

   Natán profetizó a David: “El Señor dijo: “Tu casa y tu reino durarán eternamente delante de Mí, y su trono será estable para siempre" (2 Sm 7:16). Después de esta profecía, la casa de David fue dividida por una guerra civil y sufrió muchas otras tragedias durante unos mil años. La promesa de Dios a David no parecía acertada.

   Un día, "el ángel Gabriel fue enviado por Dios a una ciudad de Galilea, llamada Nazaret, a una virgen que estaba comprometida con un hombre perteneciente a la familia de David, llamado José" (Lc 1:26-27). El ángel le dijo a la esposa de José, María: "Concebirás y darás a luz un hijo, y le pondrás por nombre Jesús; Él será grande y será llamado Hijo del Altísimo. El Señor Dios le dará el trono de David, Su padre, reinará sobre la casa de Jacob para siempre y Su reino no tendrá fin” (Lc 1:31-33). La promesa del Señor a David de que su casa y su reino durarían para siempre se cumplió en Jesús, el hijo adoptivo de José de la casa de David.

   Las promesas aparentemente rotas del Señor se cumplieron cuando María dijo: “’Yo soy la servidora del Señor, que se cumpla en mí lo que has dicho’” (Lc 1:38). Si, por fe, decidimos convertirnos en siervos del Señor y dejar que haga lo que quiera en nuestras vidas, también encontraremos las promesas imposibles del Señor cumplidas en nuestras vidas. "Que se cumpla".

Oración:  Padre, que sorpresas, convicción, persecución, sacrificio y todo lo demás se me hagan como Tú dices.

Promesa:  “La que era considerada estéril, ya se encuentra en su sexto mes, porque no hay nada imposible para Dios" (Lc 1:36-37).

Alabanza:  “¡Oh llave de David, que abres y nadie cierra, que cierras y nadie abre! Ven y saca al preso de la cárcel, al desgraciado que yace en las tinieblas a la sombra de la muerte y guía a Tu pueblo cautivo hacia la libertad".

Referencia:  

Rescripto:  Según el Código de Derecho Canónico, se otorga el Nihil Obstat (no existe impedimento para publicar) a Un Pan, Un Cuerpo por el periodo 1 de diciembre de 2020 al 31 de enero de 2021. Otorgado el 29 de abril de 2020. Reverendísimo Joseph R. Binzer, Obispo auxiliar y Vicario general de la Arquidiócesis de Cincinnati

El Nihil Obstat establece que no existe impedimento para la publicación de un libro o folleto. No implica acuerdo con contenido, opiniones o afirmaciones expresadas en el mismo.