< <  

Miércoles, 24 de abril de 2019

  > >

Semana de Pascua


Hechos 3:1-10
Salmos 105:1-4, 6-9
Lucas 24:13-35

Ver Lecturas en Inglés
Reflexiones Similares

This piece of content is currently only available in English.

el calor se eleva

"De inmediato, se le fortalecieron los pies y los tobillos. Dando un salto, se puso de pie y comenzó a caminar; y entró con ellos en el Templo, caminando, saltando y glorificando a Dios" (Hechos 3:7-8).

Jesús desea que tengamos Vida en abundancia (Jn 10:10). No solo nuestros cuerpos y espíritus se levantarán, sino que nuestros matrimonios, familias y relaciones se elevarán a nuevas alturas. Incluso nuestras oraciones deberían elevarse de la tumba de la duda expectante a la fe expectante. Muy a menudo vivimos como el hombre paralítico en la puerta del templo. Hemos sido espiritualmente lisiados desde el nacimiento y no hemos dado un paso en el nombre de Jesús; sin embargo, no pedimos una sanación milagrosa, solo por unos pocos centavos para obtener una taza de café (Hch 3:3).

A menudo somos como los dos discípulos en el camino a Emaús. No pedimos a Jesús que resucite de entre los muertos, sino que pedimos que podamos superar nuestro desencanto. Incluso cuando las mujeres cuentan la historia de la Resurrección de Jesús, nuestra oración todavía no sale del sepulcro (Lc 24:23). ¿Estamos orando simplemente para sentirnos más cómodos en la mediocridad, o estamos pidiendo por la ascensión de Dios digno de la gloria resucitada? Removamos la piedra de la entrada de la tumba. Que nuestras oraciones se eleven como el incienso (Sal 141:2).

Oración:  Padre, durante este tiempo de Pascua, que mis oraciones alcancen una altura nunca antes alcanzada.

Promesa:  "Y estando a la mesa, tomó el pan y pronunció la bendición; luego lo partió y se lo dio. Entonces los ojos de los discípulos se abrieron y lo reconocieron" (Lc 24:30-31).

Alabanza:  Marcos se fortalece para llevar a Jesús al mundo, participando en la Misa diariamente.

Rescripto:  †Reverendísimo Joseph R. Binzer, Obispo auxiliar y Vicario general de la Arquidiócesis de Cincinnati, 23 de enero de 2019

El Nihil Obstat establece que no existe impedimento para la publicación de un libro o folleto. No implica acuerdo con contenido, opiniones o afirmaciones expresadas en el mismo.