< <  

Miércoles, 27 de marzo de 2019

  > >
Deuteronomio 4:1, 5-9
Salmos 147:12-13, 15-16, 19-20
Mateo 5:17-19

Ver Lecturas en Inglés
Reflexiones Similares

This piece of content is currently only available in English.

¿reglas de cálculo?

"No desaparecerá ni una i ni una coma de la Ley, antes que desaparezcan el cielo y la tierra, hasta que todo se realice" (Mateo 5:18).

Durante la Cuaresma, imitamos a Jesús en el desierto cuando venció las tentaciones del diablo. Satanás nos tienta no solo a rebelarnos total y desafiantemente contra el Señor sino también a "tomar atajos" y ligeramente modificar los mandamientos de Dios. Sin embargo, Jesús, nos desafía: "Les aseguro que no desaparecerá ni una i ni una coma de la Ley, antes que desaparezcan el cielo y la tierra, hasta que todo se realice" (Mt 5:18). El Señor nos llama a obedecerlo totalmente, con cuidado (ver Dt 4:6) y exactamente. Debido a que el Señor es el Dios Magnífico y Santísimo, Su más mínimo deseo es de gran significado. Esto no significa que debemos volvernos escrupulosos, cáusticos o fariseos. Sin embargo, el verdadero amor se refiere a ser como Jesús al hacer y decir solo lo que Dios Su Padre le dijo (Jn 5:19; 8:28).

En esta Cuaresma, pidamos al Espíritu Santo que nos guíe hacia la verdad (Jn 16:13) en áreas donde permitimos que nuestra cultura condicione nuestras ideas y nuestra moral. ¿Dónde nos hemos comparado con otros en lugar de los estándares de Dios? ¿Dónde nos mantenemos al día con los tiempos en lugar de crucificar nuestra "carne con sus pasiones y sus malos deseos"? (Gál 5:24) ¿Dónde estamos siendo manipulados gradualmente para tolerar la inmundicia de la que nos hubiéramos horrorizado hace unos años?

Obedezca como Jesús obedeció, tan estrictamente como caminó por el camino de la cruz.

Oración:  Padre, enséñame a obedecer según Tus estándares.

Promesa:  "El que no cumpla el más pequeño de estos mandamientos, y enseñe a los otros a hacer lo mismo, será considerado el menor en el Reino de los Cielos" (Mt 5:19).

Alabanza:  Juan y Kevin se practicaron vasectomías. Jesús cambió sus corazones y les mostró gentilmente cómo estaban bloqueando Su regalo de vida. Se arrepintieron y revirtieron exitosamente sus vasectomías.

Rescripto:  †Reverendísimo Joseph R. Binzer, Obispo auxiliar y Vicario general de la Arquidiócesis de Cincinnati, 16 de julio de 2018

El Nihil Obstat establece que no existe impedimento para la publicación de un libro o folleto. No implica acuerdo con contenido, opiniones o afirmaciones expresadas en el mismo.