< <  

Sábado, 27 de octubre de 2018

  > >
Efesios 4:7-16
Salmos 122:1-5
Lucas 13:1-9

Ver Lecturas en Inglés
Reflexiones Similares

This piece of content is currently only available in English.

dejar de ser niños

"Dejen de ser niños" (Efesios 4:14).

Los cristianos estamos llamados a ser como niños, no ser niños (1 Co 14:20). Ser niños significa ser "sacudidos por las olas y arrastrados por el viento de cualquier doctrina, a merced de la malicia de los hombres y de su astucia para enseñar el error" (Ef 4:14). Significa ser manipulado y esclavizado.

El camino para liberarse de la infantilidad es profesar la verdad en el amor (Ef 4:15). La verdad nos hará libre (Jn 8:32) y nos hará "crecer plenamente unidos a Cristo. Él es la Cabeza" (Ef 4:15).

Crecemos y salimos del infantilismo al obedecer a los apóstoles, profetas, evangelistas y pastores-maestros que nos preparan para la obra de servicio edificando el cuerpo de Cristo (Ef 4:11-12). Por lo tanto, la verdad que nos libera del infantilismo no es solo información espiritual general; es la verdad que nos prepara para el servicio de tiempo completo a Cristo y Su cuerpo. Este es el llamado de todos los bautizados.

Además, la verdad que nos libera y nos forma para el servicio se basa en la Biblia. "Toda la escritura es inspirada por Dios y útil para enseñar y parar argüir, para corregir y para educar en la justicia, a fin de que el hombre de Dios sea perfecto y esté preparado para hacer siempre el bien" (2 Tim 3:16-17).

Por lo tanto, estudia y conoce la Palabra de Dios en las Escrituras a fin de prepararse para el servicio de Dios, o de lo contrario, viva la vida confusa y esclavizada de un niño. Crece o serás manipulado. Es la Biblia y el servicio de Dios, o la confusión y la oscuridad. "Así dejaremos de ser niños" (Ef 4:14).

Oración:  Padre, que pueda dar razones para regocijarme de mi crecimiento. Que pueda ser "completamente maduro sin que me falte nada" (Stg 1:4).

Promesa:  "Por medio de [Jesús] todo el Cuerpo recibe unidad y cohesión, gracias a los ligamentos que lo vivifican y a la acción armoniosa de todos los miembros. Así el Cuerpo crece y se edifica en el amor" (Ef 4:16).

Alabanza:  Ben ha puesto su pequeño negocio para el Señor por más de quince años, orando y confiando en Dios para que le supla sus necesidades.

Rescripto:  †Reverendísimo Joseph R. Binzer, Obispo auxiliar y Vicario general de la Arquidiócesis de Cincinnati, 3 de mayo de 2018

El Nihil Obstat establece que no existe impedimento para la publicación de un libro o folleto. No implica acuerdo con contenido, opiniones o afirmaciones expresadas en el mismo.