< <  

Lunes, 22 de mayo de 2017

  > >

santa Rita de Casia


Hechos 16:11-15
Salmos 149:1-6, 9
Juan 15:26-16:4

Ver Lecturas en Inglés
Reflexiones Similares

This piece of content is currently only available in English.

lidia

"El Señor le tocó el corazón (a Lidia) para que aceptara las palabras de Pablo" (Hechos 16:14).

Lidia era una negociante de púrpura (Hch 16:14). En esos días, púrpura era una tela muy cara que era muy solicitada por los ricos. Por lo tanto, Lidia era una mujer de buena posición, ya que poseía una casa, se relacionaba con los ricos, y sabía cómo operar en los círculos de la élite.

También Lidia era extraordinariamente persuasiva. Ella tuvo que haber sido una vendedora muy buena, ya que "se las arregló para imponérsele" a san Pablo. No era fácil imponérsele a san Pablo, ya que él se mantenía firme contra la mayoría de las súplicas. Sin embargo, Lidia jugó su carta de triunfo diciéndole: "Si ustedes consideran que he creído verdaderamente en el Señor, vengan a alojarse en mi casa" (ver Hch 16:15). Casi sería un insulto a la conversión de Lidia, si san Pablo hubiera rechazado su oferta de hospitalidad.

Lidia era una adoradora de Dios, pero ahora se abrazó a Jesús como su Señor. Su corazón estaba abierto, y al oír el mensaje del Evangelio, Dios lo abrió aún más cuando ella cooperó con Su gracia (Hch 16:14).

Parece que la iglesia en Filipos continuó utilizando la casa de Lidia como un lugar de encuentro después que san Pablo se fuera de la ciudad. Solo la iglesia de Filipos envió apoyo monetario a san Pablo (Fil 4:15). ¿Podrían esas donaciones a su ministerio haberse producido por medio del estímulo y la persuasión de Lidia? (ver Hch 16:40)

Sea como Lidia. Abre tu corazón y hogar al Señor Jesús.

Oración:  Padre, todo lo que tengo es Tuyo. Utilízame en lo que desees.

Promesa:  "Les he dicho esto para que no se escandalicen" (Jn 16:1).

Alabanza:  Santa Rita oraba, "Divino Salvador, por favor permítame sufrir como Tú".

Referencia:  (Esta enseñanza fue presentada por un miembro del equipo editorial).

Rescripto:  †Reverendísimo Joseph R. Binzer, Obispo auxiliar y Vicario general de la Arquidiócesis de Cincinnati, 28 de deciembre de 2016.

El Nihil Obstat establece que no existe impedimento para la publicación de un libro o folleto. No implica acuerdo con contenido, opiniones o afirmaciones expresadas en el mismo.