< <  

Sábado, 15 de abril de 2017

  > >

Sábado Santo


(No hay lecturas eucarísticas)

Ver Lecturas en Inglés
Reflexiones Similares

This piece of content is currently only available in English.

un día sin jesús

"Vale más un día en tus atrios, que mil en otra parte" (Salmos 84:11).

El primer sábado Santo fue un día sin Jesús. Fue enterrado en la tumba y por ser el Día de Reposo, Su cuerpo no podía ser ungido (Lc 23:56-24:1) ni tampoco visitado (Mt 28:1).

Hoy la Iglesia revive ese primer sábado Santo sin Jesús. El Santísimo no se encuentra en el tabernáculo hoy. No hay misa durante el día. Nos identificamos con Jesús enterrado en la tumba (ver Rom 6:3-4).

María Magdalena pasó el primer sábado Santo en espera. Ansiaba que el Día de Reposo terminara para poder estar en la tumba de Jesús. Ella amaba tanto a Jesús que prefería pasar mil días en la tumba con Jesús que un día sin Él. Incluso se levantó antes del amanecer al día siguiente para ir a visitar Su tumba (Jn 20:1).

Los ancianos judíos, los escribas y los sumos sacerdotes que conspiraron para entregar a Jesús a Pilato, probablemente pasaron su primer día sin Jesús haciendo las mismas cosas que hacían antes de Jesús. Ellos querían deshacerse de Jesús porque no podían vivir sus vidas normales.

¿Y contigo, qué pasa? ¿Cómo es tu día sin Jesús? ¿Lo extrañas tanto como María Magdalena? ¿Qué esperas ansiosamente para hoy? ¿La oportunidad de estar finalmente con Jesús eucarístico esta noche en la liturgia de la Vigilia Pascual o la oportunidad de comer finalmente los dulces que no comiste por cuarenta días? ¿Son los cuarenta días sin placeres más difíciles de soportar que un día sin Jesús? ¿Tienes ansias de volver a la vida de antes de la Cuaresma o estás ansioso por recibir la nueva dimensión de la vida que Jesús resucitado quiere darte? (Jn 10:10)

Oración:  Jesús, sin Ti, no puedo hacer nada (Jn 15:5). Tú eres toda mi vida (Fil 1:21).

Promesa:  (ninguna)

Alabanza:  (ninguna)

Referencia:  (Esta enseñanza fue presentada por un miembro del equipo editorial).

Rescripto:  †Reverendísimo Joseph R. Binzer, Obispo auxiliar y Vicario general de la Arquidiócesis de Cincinnati, 28 de deciembre de 2016.

El Nihil Obstat establece que no existe impedimento para la publicación de un libro o folleto. No implica acuerdo con contenido, opiniones o afirmaciones expresadas en el mismo.