< <  

Sabado, 1 de abril de 2017

  > >
Jeremías 11:18-20
Salmos 7:2-3, 9-12
Juan 7:40-53

Ver Lecturas en Inglés
Reflexiones Similares

This piece of content is currently only available in English.

los cristianos tienen más de nueve vidas

"¡Destruyamos el árbol mientras tiene savia, arranquémoslo de la tierra de los vivientes, y que nadie se acuerde más de su nombre! (Jeremías 11:19).

El Señor le informó a Jeremías (Jer 11:18) "del mal que la casa de Israel y la casa de Judá han cometido para agraviarme". Pero, aun así, Jeremías no se daba cuenta "que ellos urdían contra" él (Jer 11:19). Como Jeremías, vivimos hoy en día en una cultura de muerte. Sabemos que el pecado no solo se comete, sino también se glorifica. Inclusive, sabemos que tenemos enemigos y perseguidores. Sin embargo, ¿nos damos cuenta de que el demonio está "rondando, como un león rugiente, buscando a quien devorar?" (1 Pe 5:8) Por la gracia de Dios, podríamos estar muertos hoy. Como estamos "en medio de una generación extraviada y pervertida" (Fil 2:15), estamos en gran peligro. Si nosotros solo supiésemos las miles de veces que el Señor, en Su misericordia ha salvado cada una de nuestras vidas, entregaríamos totalmente nuestra vida a Él, y le agradeceríamos por siempre.

¿Cómo "pagaré al Señor todo el bien que Él me hizo?" (Sal 116:12) Gracias a Dios por el regalo de la vida, por Su protección, Su victoria sobre la maldad, por la paz y la vida eterna. Alabemos al Señor en Espíritu y verdad (Jn 4:24). Propaguemos a todos a nuestro Señor, celebrémosle siempre (Fil 4:4). "Estén siempre dispuestos a defenderse delante de cualquiera que les pida razón de la esperanza que ustedes tienen" (1 Pe 3:15). El Señor ha salvado tu vida repetidamente, y te ha dado vida eterna. Vive por el amor de Jesús.

Oración:  Padre, "Aunque caigan mil a tu izquierda y diez mil a tu derecha, tú no serás alcanzado" (Sal 91:7).

Promesa:  "Nadie habló jamás como este hombre" (Jn 7:46).

Alabanza:  Esteban se despertó, sin sufrir daño, después de dormirse mientras conducía el auto. Conmovido, le dio gracias a Dios y renovó su compromiso con Jesús.

Rescripto:  †Reverendísimo Joseph R. Binzer, Obispo auxiliar y Vicario general de la Arquidiócesis de Cincinnati, 28 de deciembre de 2016.

El Nihil Obstat establece que no existe impedimento para la publicación de un libro o folleto. No implica acuerdo con contenido, opiniones o afirmaciones expresadas en el mismo.