< <  

Viernes, 22 de mayo de 2015

  > >

santa Rita de Casia
Novena de Pentecostés - Día 8


Hechos 25:13-21
Salmos 103:1-2, 11-12, 19-20
Juan 21:15-19

Ver Lecturas en Inglés
Reflexiones Similares

This piece of content is currently only available in English.

¿listos o no?

"¿Me amas?" (Juan 21:15, 16, 17).

Al aproximarnos a Pentecostés, hay que preguntarse: "¿Estoy listo para recibir el Espíritu Santo en plenitud? ¿Estoy listo para renovar mi bautismo y confirmación? ¿Estoy preparado para recibir y ayudar a los demás a recibir un nuevo Pentecostés? "

Si vemos indicios de un milagro de generosidad en nuestras vidas, probablemente estemos listos para el Espíritu Santo en Pentecostés. Si estamos más preocupados de "apacentar la grey del Señor" que de nuestro propio sustento (ver Jn 21:17), es buen indicio de que estamos en el umbral de un nuevo Pentecostés. Si estamos dispuestos a ir no donde queremos sino donde otros nos indiquen (ver Jn 21:18), puede que vayamos superando nuestro egoísmo y estemos aptos para recibir al Espíritu Santo en sus términos.

El Espíritu Santo quiere venir a nosotros pero no para recibir órdenes o para satisfacer nuestros deseos. ¿Por qué debería la santa y amorosa Tercera Persona de la Trinidad, que todo lo sabe, recibir órdenes nuestras? En la medida que podamos renunciar a nosotros mismos, más podremos vivir en el Espíritu (ver Catecismo, 736).

Por la gracia de Dios, sé más consciente de las dificultades por las que atraviesan los demás, de sus necesidades, y de cómo se preparan para Pentecostés. Entonces estarás listo para recibir el Espíritu Santo en plenitud.

Oración:  Padre, que pueda vivir no para mí sino para ti (vea 2 Co 5:15).

Promesa:  "De esta manera, indicaba con qué muerte Pedro debía glorificar a Dios. Y después de hablar así le dijo: 'Sígueme' "(Jn 21:19).

Alabanza:  La constante oración de Santa Rita, (Patrona de las causas perdidas) por su esposo abusador, dio frutos al final. Él se arrepintió de sus pecados en su lecho de muerte.

Rescripto:  †Reverendísimo Joseph R. Binzer, Obispo auxiliar y Vicario general de la Arquidiócesis de Cincinnati, 1 de abril de 2015

El Nihil Obstat establece que no existe impedimento para la publicación de un libro o folleto. No implica acuerdo con contenido, opiniones o afirmaciones expresadas en el mismo.