< <  

Jueves, 26 de noviembre de 2015

  > >
Daniel 6:12-28
Daniel 3:68-74
Lucas 21:20-28

Ver Lecturas en Inglés
Reflexiones Similares

This piece of content is currently only available in English.

¡violar la ley!

"Daniel, uno de los deportados de Judá, no te ha hecho caso, rey, ni a ti ni a la prohibición que tú has escrito, y tres veces al día hace su oración" (Daniel 6:14).

Tres veces al día, Daniel violó la ley que prohibía rezar a Dios verdadero. ¿No sería maravilloso si nosotros violáramos repetidamente las leyes que prohíben la oración? Hay una ley no escrita en la que no se puede orar abiertamente en los lugares de trabajo. Viola la ley. Muchas parejas casadas tienen una ley estricta en la que cada uno debe de mantener su fe y oraciones en privado. Viola la ley. En nuestra "cultura de muerte" humanista y secular no es políticamente correcto orar en cualquier lugar que no sea la iglesia o posiblemente en casa. Viola la ley. Ora o reza en los restaurantes, tiendas, lugares de juegos, escuelas, etc. El Señor manda orar siempre (Lc 18:1; 1 Tes 5:17). Eso implica que oramos en todas partes que vayamos y en cualquier circunstancia que el Señor nos ponga.

No te estoy sugiriendo que impongas tu fe a los demás; simplemente demuestra abiertamente tu amor por Jesús. Si hubiera una ley que te prohibiera que te comunicaras con alguien que amas, ¿violarías esa ley? Ama a Jesús abiertamente, públicamente, con valentía, profundamente, con entusiasmo y totalmente. Viola cualquier ley contraria a la ley del amor de Cristo.

Oración:  Padre, que yo te obedezca a ti y no a los hombres (Hch 5:29).

Promesa:  "Entonces se verá al Hijo del hombre venir sobre una nube, lleno de poder y de gloria. Cuando comience a suceder esto, tengan ánimo y levanten la cabeza, porque está por llegarles la liberación" (Lc 21:27-28).

Alabanza:  Guillermo se arriesgó su trabajo al tener una Biblia en su escritorio. Pronto creció el interés en el estudio Bíblico durante la hora del almuerzo.

Rescripto:  †Reverendísimo Joseph R. Binzer, Obispo auxiliar y Vicario general de la Arquidiócesis de Cincinnati, 15 de junio de 2015.

El Nihil Obstat establece que no existe impedimento para la publicación de un libro o folleto. No implica acuerdo con contenido, opiniones o afirmaciones expresadas en el mismo.