< <  

Lunes, 4 de agosto de 2014

  > >

san Juan María Vianney


Jeremías 28:1-17
Salmos 119:29, 43, 79-80, 95, 102
Mateo 14:22-36

Ver Lecturas en Inglés
Reflexiones Similares

This piece of content is currently only available in English.

confianza falsa

"Tú has infundido confianza a este pueblo valiéndote de una mentira" (Jeremías 28:15).

La historia está llena de ejemplos de falsa confianza que han resultado en desastres. Por ejemplo, durante la guerra de independencia, George Washington dirigió sus tropas y cruzo el río Delaware durante la Navidad, derrotando las tropas borrachas del ducado de Hesse durante la guerra de la Revolución. Una vez que la batalla había comenzado, las tropas Hessianas seguramente lamentaron el que hubiese sido mejor haber pasado la Navidad bebiendo y celebrando menos, y si más tiempo estando vigilantes y preparados (ver Lc 21:34).

"Porque llegará el tiempo en que los hombres no soportarán más la sana doctrina; por el contrario, llevados por sus inclinaciones, se procurarán una multitud de maestros que les halaguen los oídos, y se apartarán de la verdad para escuchar cosas fantasiosas" (2Tim 4:3-4). "Cuando la gente afirme que hay paz y seguridad, la destrucción caerá sobre ellos repentinamente, como los dolores de parto sobre una mujer embarazada, y nadie podrá escapar" (1Tes 5:3).

Dios siempre ha enviado profetas para afligir a los cómodos, al hablarles con palabras desafiantes a los que ponen su confianza dondequiera, menos en Él. ¿Te pide El Señor que vayas y hables de la misma manera? Él quiere que tu tengas más confianza en Él, de la que tus oyentes tienen en sus falsas creencias (ver 2Co 5:6). El Señor dice: "No temas delante de ellos…Tú les comunicarás mis palabras, sea que escuchen o se nieguen a hacerlo" (Jer 1:8; Ez 2:7).

Oración:  Señor, "que se vuelvan hacia mí tus fieles; los que no tienen en cuenta tus prescripciones" (Sal 119:79). Déjame decirles Tu verdad.

Promesa:  "Pero Jesús les dijo: '¡Tranquilícense, soy yo; no teman!' "(Mt 14:27).

Alabanza:  san Juan Vianney condeno a aquellos que estaban cómodos en sus pecados y los reconcilió con Dios.

Referencia:  (Esta enseñanza fue presentada por un miembro del equipo editorial).

Rescripto:  †Reverendísimo Joseph R. Binzer, Obispo auxiliar y Vicario general de la Arquidiócesis de Cincinnati, 23 de abril de 2014

El Nihil Obstat establece que no existe impedimento para la publicación de un libro o folleto. No implica acuerdo con contenido, opiniones o afirmaciones expresadas en el mismo.