< <  

Viernes, 24 de octubre de 2014

  > >

san Antonio María Claret


Efesios 4:1-6
Salmos 24:1-6
Lucas 12:54-59

Ver Lecturas en Inglés
Reflexiones Similares

This piece of content is currently only available in English.

unidos en el espíritu

"Traten de conservar la unidad del Espíritu mediante el vínculo de la paz" (Efesios 4:3).

Para vivir una vida digna de nuestro llamado como cristianos, debemos ser uno, como Jesús, el Padre, y el Espíritu Santo son uno (ver Jn 17:21). Estamos llamados a vivir esta unidad trinitaria siendo "un solo Cuerpo y un solo Espíritu, así como hay una misma esperanza, a la que ustedes han sido llamados. Un solo Señor, una sola fe, un solo bautismo; un solo Dios y Padre de todos" (Ef 4:4-6).

También estamos llamados a ser uno cuando recibimos un pan en el cuerpo y la sangre de Jesús en la Sagrada Comunión (1 Co 10:17). En la comunidad cristiana, somos de "un solo corazón y una sola alma" (Hch 4:32). En el matrimonio, el marido y la mujer "ya no son dos, sino una sola carne" (Mt 19:6) a medida que crecen para ser más profundos en un solo corazón y una sola alma.

Esta unidad es como un diamante, que es simple, hermoso y tienes muchas facetas. Desde nuestro punto de vista humano, la unidad es una rica complejidad. La unidad es un misterio y un "gran don del Espíritu Santo" (A los fieles laicos – CL #20).

Vivamos vidas dignas de nuestro llamado de ser uno a través, con, y en Él. Hemos sido creados y redimidos para ser uno. Vamos a "hacer todo lo posible para preservar", y profundizar nuestro amor en el Espíritu Santo (Ef 4:3).

Oración:  Padre, "¡Qué bueno y agradable es que los hermanos vivan unidos!" (Sal 133:1) Dame un corazón con unidad Trinitaria.

Promesa:  "¿Quién podrá subir a la montaña del Señor y permanecer en su recinto sagrado? El que tiene las manos limpias y puro el corazón; el que no rinde culto a los ídolos ni jura falsamente" (Sal 24:3-4).

Alabanza:  San Antonio continuó predicando sobre Cristo a pesar de varios intentos de asesinatos.

Rescripto:  †Reverendísimo Joseph R. Binzer, Obispo auxiliar y Vicario general de la Arquidiócesis de Cincinnati, 3 de junio de 2014

El Nihil Obstat establece que no existe impedimento para la publicación de un libro o folleto. No implica acuerdo con contenido, opiniones o afirmaciones expresadas en el mismo.