< <  

Jueves, 4 de marzo de 2021

  > >

san Casimiro


Jeremías 17:5-10
Salmos 1:1-4, 6
Lucas 16:19-31

Ver Lecturas en Inglés
Reflexiones Similares

This piece of content is currently only available in English.

la palabra más convicente

"Abraham respondió: ‘Si no escuchan a Moisés y a los Profetas, aunque resucite alguno de entre los muertos, tampoco se convencerán’" (Lucas 16:31).

   Las palabras de Moisés y los profetas, es decir, las Escrituras, son más convincentes que las palabras de una persona resucitada de entre los muertos. Por lo tanto, cuando Jesús resucitó de entre los muertos, no dijo que había resucitado. Más bien, unas horas después de Su resurrección, comenzó "con Moisés y todos los profetas" y "continuando en todas las Escrituras lo que se refería a Él" (Lc 24:27). Luego, en la tarde del día de Su resurrección, Jesús dijo: "‘Es necesario que se cumpla todo lo que está escrito de Mí en la Ley de Moisés, en los Profetas y en los Salmos’. Entonces les abrió la inteligencia para que pudieran comprender las Escrituras" (Lc 24:44-45).

   En el primer Pentecostés cristiano, Pedro no se refirió a los cientos de personas que habían visto al Cristo resucitado (ver 1 Co 15:5-6). En cambio, Pedro predicó del profeta Joel y los salmos (Hch 2:16ss). La Iglesia primitiva no se concentró en corroborar los reclamos de aquellos que habían visto al Señor resucitado. Más bien, se dedicaron a la instrucción de los apóstoles, especialmente de las Escrituras (Hch 2:42). Esteban predicó la Biblia y se convirtió en el primer mártir cristiano (Hch 7:2ss). Felipe enseñó las Escrituras al eunuco etíope, quien fue bautizado en el Cristo resucitado y llevó el Evangelio a África (Hch 8: 35ss). Aunque Pablo conoció dramáticamente al Cristo resucitado en el camino a Damasco, llevó a las personas a la fe en el Cristo resucitado principalmente al proclamar las Escrituras.

   El Señor perfora corazones por medio de Su Palabra. Proclama la Biblia en consecuencia.

Oración:  Padre, dame hambre por las Escrituras como un bebé lactante tiene hambre de leche (ver 1 Pe 2:2).

Promesa:  “¡Bendito el hombre que confía en el Señor y en Él tiene puesta su confianza!” (Jer 17:7)

Alabanza:  San Casimiro dormía en el suelo y pasaba gran parte de la noche en oración.

Referencia:  

Rescripto:  Según el Código de Derecho Canónico, se otorga el Nihil Obstat (no existe impedimento para publicar) a Un Pan, Un Cuerpo por el periodo 1 de febrero de 2021 al 31 de marzo de 2021. Otorgado el 5 de agosto de 2020. Reverendo Steve J. Angi, Canciller y Vicario general de la Arquidiócesis de Cincinnati

El Nihil Obstat establece que no existe impedimento para la publicación de un libro o folleto. No implica acuerdo con contenido, opiniones o afirmaciones expresadas en el mismo.