< <  

Jueves, 2 de diciembre de 2021

  > >


Isaías 26:1-6
Salmos 118:1, 8-9, 19-21, 25-27
Mateo 7:21, 24-27

Ver Lecturas en Inglés
Reflexiones Similares

This piece of content is currently only available in English.

la religión y el pecado no se mezclan

Jesús dijo: “No son los que me dicen 'Señor, Señor', los que entrarán en el Reino de los Cielos, sino los que cumplen la voluntad de mi Padre que está en el cielo” (Mateo 7:21).

   Cuando pensamos en los pecadores, pensamos en los ateos, los agnósticos y los que desprecian la religión. Ciertamente estas personas son pecadoras. Sin embargo, entre los pecadores también se incluyen las personas religiosas que claman a Dios: “Señor, Señor”, pero no hacen su voluntad (Mt 7:21). Los primeros pecadores, Adán y Eva, tenían una relación personal con el Señor, porque caminaban con Él por la noche (ver Gn 3:8). Caín, el primer asesino, estaba celoso de su hermano Abel por un asunto religioso (Gn 4:4ss). Los sumos sacerdotes, fariseos y escribas que crucificaron a Jesús eran muy religiosos. Muchos de los que persiguieron y ejecutaron a los primeros cristianos afirmaron estar adorando a Dios (ver Jn 16:2).

   Esto no quiere decir que la religión es mala. De hecho, la religión es una “gran ganancia” (1 Tim 6:6) siempre que no nos acerquemos a nuestra religión “una fuente de ganancias” (1 Tim 6:5), y “aunque harán ostentación de piedad, carecerán realmente de ella” (2 Tim 3:5).

   Mientras nos preparamos para la Navidad, asegurémonos de que no habrá ningún servicio de labios para afuera (Mt 15:8), pretensión o hipocresía en nuestra Navidad. En lugar de darle a Cristo el "tratamiento silencioso" esta Navidad, entreguemos totalmente nuestra vida a Jesús y seamos Sus testigos. Tengan una Navidad santa y religiosa.

Oración:  Padre, hazme cada vez más religioso y obediente.

Promesa:  “Confíen en el Señor para siempre, porque el Señor es una Roca eterna” (Is 26:4).

Alabanza:  Joyce fue una católica cultural hasta que recibió el poder del Espíritu Santo.

Referencia:  

Rescripto:  Según el Código de Derecho Canónico, se otorga el Nihil Obstat (no existe impedimento para publicar) a Un Pan, Un Cuerpo por el periodo 1 de diciembre de 2021 al 31 de enero de 2022. Otorgado el 12 de julio de 2021. Reverendo Steve J. Angi, Canciller y Vicario general de la Arquidiócesis de Cincinnati, Ohio

El Nihil Obstat establece que no existe impedimento para la publicación de un libro o folleto. No implica acuerdo con contenido, opiniones o afirmaciones expresadas en el mismo.