< <  

Domingo, 31 de enero de 2021

  > >

4to domingo de Tiempo Ordinario


Deuteronomio 18:15-20
1 Corintios 7:32-35
Salmos 95:1-2, 6-9
Marcos 1:21-28

Ver Lecturas en Inglés
Reflexiones Similares

This piece of content is currently only available in English.

¡aprovecha la profecía!

"Si un profeta se atreve a pronunciar en mi Nombre una palabra que yo no le he ordenado decir, o si habla en nombre de otros dioses, ese profeta morirá" (Deuteronomio 18:20).

   Si bien profetas profetizan algo que Dios no les dijo que dijeran, corren riesgo de morir. Esto inclina a profetas a quedarse callados. Pero, Dios dice también: "Si tú no hablas para advertir al malvado que abandone su mala conducta, el malvado morirá por su culpa, pero a ti te pediré cuenta de su sangre" (Ez 33:8). Si guardamos silencio frente al mal, somos responsables de la muerte de los pecadores. Si bien debemos tener cuidado cuando profetizamos, no debemos guardar silencio. Este dilema nos inclina a no profetizar. Sin embargo, el Señor nos ordena procurar sobre todo al don de profecía (1 Co 14:1).

   Aún si no tenemos el don de profecía, debemos obedecer los mensajes de profetas, porque sin profecía el pueblo queda sin freno (Prov 29:18). Aquel que no escucha a Jesús y a Sus profetas, "será excluido del pueblo" (Hch 3:23).

   En resumen, no debemos despreciar las profecías (1 Tes 5:20) sino estar abiertos a ellas. Deberíamos estar abiertos a ser profetas nosotros mismos. No debemos callar ni descuidarnos al profetizar. Según nuestro mejor discernimiento, debemos decir lo que el Señor nos dice que digamos cuando Él quiere que lo digamos. Profetiza con obediencia, coraje, audacia y cuidado.

Oración:  Padre, que pueda ser iluminado, animado y edificado por los mensajes proféticos del Papa.

Promesa:  "Él es nuestro Dios, y nosotros, el pueblo que Él apacienta, las ovejas conducidas por Su mano" (Sal 95:7).

Alabanza:  “Porque el Señor es grande y muy digno de alabanza, más temible que todos los dioses” (1 Cr 16:25). ¡Jesús, te adoramos, totalmente Dios y hombre!

Referencia:  

Rescripto:  Según el Código de Derecho Canónico, se otorga el Nihil Obstat (no existe impedimento para publicar) a Un Pan, Un Cuerpo por el periodo 1 de diciembre de 2020 al 31 de enero de 2021. Otorgado el 29 de abril de 2020. Reverendísimo Joseph R. Binzer, Obispo auxiliar y Vicario general de la Arquidiócesis de Cincinnati

El Nihil Obstat establece que no existe impedimento para la publicación de un libro o folleto. No implica acuerdo con contenido, opiniones o afirmaciones expresadas en el mismo.