< <  

Domingo, 7 de junio de 2020

  > >

Domingo de la Trinidad


Éxodo 34:4-6, 8-9
2 Corintios 13:11-13
Daniel 3:52-55
Juan 3:16-18

Ver Lecturas en Inglés
Reflexiones Similares

This piece of content is currently only available in English.

las tres eres

“La gracia del Señor Jesucristo, el amor de Dios y la comunión del Espíritu Santo permanezcan con todos ustedes” (2 Corintios 13:13).

   Cuando Dios le reveló a Moisés que su nombre era "Señor" y que Él era “un Dios compasivo y bondadoso, lento para enojarse, y pródigo en amor y fidelidad” (Éx 34:6), “Moisés cayó de rodillas y se postró” (Éx 34:8). Moisés supo de inmediato que cuando Dios da una mayor revelación de quién es Él, este es un evento de gran importancia.
   Hay tres eres en la vida: la revelación, la relación y la responsabilidad. Cuando el Espíritu Santo de Pentecostés nos revela aún más las profundidades de Dios (ver 1 Co 2:11), que Dios es Trinidad, todas las relaciones cambian dramáticamente. Antes de que la Trinidad fuera revelada, éramos el pueblo de Dios. Después de que la Trinidad se reveló aún más a través del misterio pascual de Jesús, podemos convertirnos en la familia de Dios, en sus hijos e hijas adoptivos. Además, antes de que se revelara la Trinidad, el matrimonio incluía la poligamia, las concubinas y el divorcio. Cuando empezamos a darnos cuenta de que Dios es Trinidad, Familia y Amor incondicional (1 Jn 4:8, 16), la monogamia era obviamente la esencia del matrimonio, el divorcio fue reemplazado y el matrimonio y la familia se convirtieron en un sacramento del amor trinitario. Finalmente, estas relaciones trinitarias transformadas son tan hermosas y vivificantes que tenemos la responsabilidad de decirles a todos que la revelación de la Trinidad puede elevar cada relación a un nuevo nivel de amor.
   Hemos sido bautizados en la Trinidad, es decir, estamos inmersos en el amor trinitario. Vivamos en consecuencia.

Oración:  Padre, Hijo y Espíritu Santo, Tú eres nuestra Vida, Amor y Familia. Somos todos tuyos.

Promesa:  “Dios amó tanto al mundo, que entregó a su Hijo único para que todo el que cree en Él no muera, sino que tenga Vida eterna” (Jn 3:16).

Alabanza:  “Manténganse en el amor de Dios, esperando la misericordia de nuestro Señor Jesucristo para la Vida eterna" (Jud 1:21).

Referencia:  

Rescripto:  Según el Código de Derecho Canónico, se otorga el Nihil Obstat (no existe impedimento para publicar) a Un Pan, Un Cuerpo por el periodo 1 de junio al 31 de julio de 2020. Otorgado el 22 de octubre de 2019. Reverendísimo Joseph R. Binzer, Obispo auxiliar y Vicario general de la Arquidiócesis de Cincinnati

El Nihil Obstat establece que no existe impedimento para la publicación de un libro o folleto. No implica acuerdo con contenido, opiniones o afirmaciones expresadas en el mismo.