< <  

Jueves, 5 de noviembre de 2020

  > >


Filipenses 3:3-8
Salmos 105:2-7
Lucas 15:1-10

Ver Lecturas en Inglés
Reflexiones Similares

This piece of content is currently only available in English.

“más alegría en el cielo”

“Les aseguro que, de la misma manera, habrá más alegría en el cielo por un solo pecador que se convierta, que por noventa y nueve justos que no necesitan convertirse” (Lucas 15:7).

   Si noventa y nueve personas no tienen necesidad de arrepentirse es un gran milagro y, por lo tanto, una gran alegría. Sin embargo, una persona que se arrepiente es una causa aun mayor de alegría porque:

1)  Sin nuestro arrepentimiento, el derramamiento de la sangre de Jesús en el Calvario es en vano para nosotros.

2)  El arrepentimiento es a menudo un mega cambio, un giro de 180 grados, que revalúa todo como "una desventaja comparado con el inapreciable conocimiento de Cristo Jesús, mi Señor" (Fil 3:8), despojándonos "del cuerpo carnal” (Col 2:11).

3)  El arrepentimiento es un milagro. El pecado nos ciega para pecar, lo que nos ciega aún más al pecado. Mediante esta ceguera espiritual y autoengaño, acumulamos capas de pecado. Excepto por la intervención milagrosa de Dios por Su gracia, no habría manera de salir del pecado.

4)  El arrepentimiento es catalítico y contagioso. Como un pecado tiene efectos inimaginables, un acto de arrepentimiento tiene efectos aún mayores (ver Rom 5:20). Por ejemplo, 120,000 ninivitas se arrepintieron en un día (Jon 4:11).

   El arrepentimiento es un mega cambio catalítico absolutamente necesario, milagroso, de la muerte a la vida, la rebelión a la sumisión y la oscuridad a la luz (ver Jn 1:5). Debido a esto, un pecador que se arrepiente es una causa mayor de alegría más que otras causas excepcionalmente grandes de alegría. Arrepiéntete, regocíjate y haz que el cielo se regocije.

Oración:  Padre, dame la pena por el pecado que se convierte en la alegría del arrepentimiento (2 Co 7:10).

Promesa:  “Llama a sus amigos y vecinos, y les dice: ‘Alégrense conmigo, porque encontré la oveja que se me había perdido’” (Lc 15:6).

Alabanza:  Jesús liberó a Rosa de su deseo de cocaína. Esto salvó y cambió la vida de Rosa y la de su hijo nonato.

Referencia:  

Rescripto:  Según el Código de Derecho Canónico, se otorga el Nihil Obstat (no existe impedimento para publicar) a Un Pan, Un Cuerpo por el periodo 1 de octubre al 30 de noviembre de 2020. Otorgado el 1 de abril de 2020. Reverendísimo Joseph R. Binzer, Obispo auxiliar y Vicario general de la Arquidiócesis de Cincinnati

El Nihil Obstat establece que no existe impedimento para la publicación de un libro o folleto. No implica acuerdo con contenido, opiniones o afirmaciones expresadas en el mismo.