< <  

Jueves, 15 de octubre de 2020

  > >

santa Teresa de Jesús


Efesios 1:1-10
Salmos 98:1-6
Lucas 11:47-54

Ver Lecturas en Inglés
Reflexiones Similares

This piece of content is currently only available in English.

evitar el pecado

“El Señor manifestó su victoria” (Salmos 98:2).

   Jesús acusó a la gente de su tiempo de estar detrás de los asesinatos cometidos por sus padres (Lc 11:48). Sus padres asesinaron a los profetas, los cuales eran inocentes y santos mensajeros de Dios. Al hacerlo, rechazaron a Dios, Quien envió a los profetas (cf. Mt 21:33-46). Jesús sostuvo que "se pedirá cuenta a esta generación de la sangre de todos los profetas, que ha sido derramada desde la creación del mundo" (Lc 11:50). La reacción a las declaraciones convincentes de Jesús fue “acosarlo" (Lc 11:53). Esto resultó en el asesinato de asesinatos cometidos contra Jesús, el Profeta de los profetas santísimo y perfectamente inocente.

   El pecado es epidémico, generacional y se perpetúa a sí mismo en el sentido que nos ciega para seguir pecando. El pecado también es asesino hasta el punto de deificarse, es decir, hasta el punto de asesinar a Dios. Por lo tanto, cuando pecamos, estamos atrapados. Por nuestro poder, no podemos hacer nada para salir del pecado. Moriríamos en nuestros pecados (ver Jn 8:24) y seríamos condenados si no fuera por Jesús. Jesús nos salvó. Él intervino y rompió el poder del pecado en nuestra vida. "En él hemos sido redimidos por su sangre y hemos recibido el perdón de los pecados, según la riqueza de su gracia, que Dios derramó sobre nosotros" (Ef 1:7-8).

   Debemos agradecer siempre a Jesús por salvarnos del pecado. Debemos evitar a toda costa caer en pecado, y debemos decirle a un mundo pecador acerca del único Salvador del pecado.

Oración:  Jesús, que pueda ir a la confesión y dejarte lavar mi pecado.

Promesa:  “Él nos hizo conocer el misterio de su voluntad, conforme al designio misericordioso que estableció de antemano en Cristo, para que se cumpliera en la plenitud de los tiempos: reunir todas las cosas, las del cielo y las de la tierra, bajo un solo jefe, que es Cristo” (Ef 1:9-10).

Alabanza:  Santa Teresa y santa Catalina de Siena fueron declaradas doctoras de la Iglesia en 1970. Representan las primeras mujeres honradas con el título.

Referencia:  

Rescripto:  6 Acción de Gracias 10/01/2020 11/30/2020 36 Según el Código de Derecho Canónico, se otorga el Nihil Obstat (no existe impedimento para publicar) a Un Pan, Un Cuerpo por el periodo 1 de octubre al 30 de noviembre de 2020. Otorgado el 1 de abril de 2020. Reverendísimo Joseph R. Binzer, Obispo auxiliar y Vicario general de la Arquidiócesis de Cincinnati

El Nihil Obstat establece que no existe impedimento para la publicación de un libro o folleto. No implica acuerdo con contenido, opiniones o afirmaciones expresadas en el mismo.