< <  

Jueves, 30 de mayo de 2019

  > >
Hechos 18:1-8
Salmos 98:1-4
Juan 16:16-20

Ver Lecturas en Inglés
Reflexiones Similares

This piece of content is currently only available in English.

¿impulsos de columpio?

"Les aseguro que ustedes van a llorar y se van a lamentar; el mundo, en cambio, se alegrará. Ustedes estarán tristes, pero esa tristeza se convertirá en gozo" (Juan 16:20).

Imagina a un niño pequeño sentado en un columpio. El hermano un poco mayor comienza a empujar a su hermano en el columpio. Al principio, el hermano menor está encantado. Entonces su hermano empuja el columpio con más fuerza. El hermano menor comienza a tener miedo. Él le grita a su hermano que se detenga. El hermano mayor empuja aún más duro. El niño más pequeño comienza a gritar y llorar.

Esta escena es análoga a confiar en el Espíritu. Cuando el viento del Espíritu sopla nuestro columpio, suele ser delicioso. Empero, el Espíritu Santo nos impulsará más. Entonces, podremos inquietarnos. Si clamamos al Espíritu que pare, entonces, a diferencia del hermano mayor, el Espíritu se detendrá. Debido a nuestros temores, nosotros podemos negarnos a permitir que el viento del Espíritu nos eleve a las alturas.

El Espíritu Santo impulsó a Pablo tan fuerte que le envió a ser misionero de los gentiles (ver Hch 18:6). Esto traspasó, y por mucho, la zona de confort de Pablo. La cruz es el impulso final del Espíritu Santo. Naturalmente tenemos miedo a ser elevados a la cruz.

Mañana comienza la novena de Pentecostés, que suele abarcar un crecimiento de confianza en el Espíritu Santo antes de que Él te impulse más tu columpio. Ora con todo tu corazón la novena de Pentecostés.

Oración:  Jesús, levantado en la cruz, en la Resurrección, y en Su Ascensión, que pueda yo permitirte impulsarme hacia Ti (Jn 12:32).

Promesa:  "Muchos habitantes de Corinto, que habían escuchado a Pablo, abrazaron la fe y se hicieron bautizar" (Hch 18: 8).

Alabanza:  En un servicio de sanación, Jesús curó el desgarro del mango rotador de Nora, restaurando su rango completo de movimiento.

Rescripto:  †Reverendísimo Joseph R. Binzer, Obispo auxiliar y Vicario general de la Arquidiócesis de Cincinnati, 23 de enero de 2019

El Nihil Obstat establece que no existe impedimento para la publicación de un libro o folleto. No implica acuerdo con contenido, opiniones o afirmaciones expresadas en el mismo.