< <  

Sábado, 23 de marzo de 2019

  > >

san Toribio de Mogrovejo


Miqueas 7:14-15, 18-20
Salmos 103:1-4, 9-12
Lucas 15:1-3, 11-32

Ver Lecturas en Inglés
Reflexiones Similares

This piece of content is currently only available in English.

la prueba verdadera

"Él se enojó y no quiso entrar" (Lucas 15:28).

A diferencia de su padre, el hijo mayor no estaba deseando el regreso de su hermano. El hijo mayor estaba, en cierto sentido, esperando su oportunidad, sirviendo a su padre, pero sin una gran relación con él a pesar del amor del padre por él. El hijo menor pidió su herencia, mostrando tanto desdén por su padre que esencialmente le dijo a la cara que era más valioso para él muerto que vivo. El hijo mayor demostró que no era muy diferente que su hermano; Consideró trabajar para su padre como esclavo y estaba más preocupado por lo que podía obtener de su padre, que por su relación con él (Lc 15:29).

Dios "examina nuestros corazones" (1 Tes 2:4). Amar a los que nos odian (Lc 6:27), y perdonarlos de corazón (Mt 18:35) es una prueba verdadera de ser hijos de nuestro Padre celestial (Mt 5:45). ¿Estamos dispuestos a perdonar como el padre en la lectura del Evangelio de hoy? ¿O estamos contentos con que esas personas simplemente salgan y permanezcan fuera de nuestras vidas?

Jesús nos llama a ser perfectos como lo es el Padre celestial. (Mt 5:48). Por lo tanto, Él nos llama a amar y perdonar a nuestros enemigos, a los que nos lastiman, o que han lastimado a nuestros seres queridos.

El hermano mayor se veía bastante bien, hasta que llegó el momento de perdonar a alguien que lo había lastimado. Entonces toda su ira salió a la superficie. ¿Estamos dispuestos a recibir la gracia de perdonar y amar a los que nos lastiman?

Oración:  Padre, necesito perdonar, pero no puedo sin Tu gracia. Lléname con Tu Espíritu y ayúdame a decidirme perdonar antes de que se ponga el sol, a todos los que me han lastimado (Ef 4:26-27).

Promesa:  "Tú arrojarás en lo más profundo del mar todos nuestros pecados" (Miq 7:19).

Alabanza:  Santo Toribio bautizó y confirmó a casi un millón de peruanos en sus veinticinco años de ministerio allí.

Referencia:  (Esta enseñanza fue presentada por un miembro del equipo editorial).

Rescripto:  †Reverendísimo Joseph R. Binzer, Obispo auxiliar y Vicario general de la Arquidiócesis de Cincinnati, 16 de julio de 2018

El Nihil Obstat establece que no existe impedimento para la publicación de un libro o folleto. No implica acuerdo con contenido, opiniones o afirmaciones expresadas en el mismo.