< <  

Jueves, 21 de marzo de 2019

  > >
Jeremías 17:5-10
Salmos 1:1-4, 6
Lucas 16:19-31

Ver Lecturas en Inglés
Reflexiones Similares

This piece of content is currently only available in English.

base de confianza

"¡Bendito el hombre que confía en el Señor!" (Jeremías 17:7).

Si confiamos en el Señor, somos bendecidos. Si confiamos en nosotros mismos, en los demás o en cualquier otra cosa, somos maldecidos (Jer 17:5). El que está maldito "es como un matorral en la estepa que no ve llegar la felicidad; habita en la aridez del desierto, en una tierra salobre e inhóspita" (Jer 17: 6). Por ejemplo, el hombre rico en la lectura del Evangelio de hoy confiaba en sí mismo, en su riqueza y en su estilo de vida placentero. Por lo tanto, se maldijo a sí mismo para siempre "porque estas llamas me atormentan" (Lc 16:24).

Confiar en el Señor es el sentido de la vida. Por lo tanto, "Confía en el Señor y practica el bien" (Sal 37:3). "Encomienda tu suerte al Señor, confía en Él, y Él hará su obra" (Sal 37:5). "Confíen en Dios constantemente, ustedes, que son Su pueblo, desahoguen en Él su corazón" (Sal 62:9). "Confía en el Señor y de todo corazón y no te apoyes en tu propia inteligencia" (Prov 3:5).

Irónicamente, el sentido de la vida se expresa en la moneda de Estados Unidos de América mediante el lema: "En Dios confiamos". Comenzando esta Cuaresma, pídale al Espíritu Santo que le recuerde que cuando use dinero, rece por una mayor confianza en el Señor. Cuando pague en efectivo, ore para confiar en el Señor.

Oración:  Padre, guíame a un nuevo nivel de confianza en Ti.

Promesa:  "Nada más tortuoso que el corazón humano y no tiene arreglo: ¿quién puede penetrarlo? Yo, el Señor, sondeo el corazón y examino las entrañas" (Jer 17:9-10).

Alabanza:  Jim dejó su Biblia en el trabajo. Él estaba tan molesto que esa noche hizo el largo viaje de regreso al trabajo para poder tener su Biblia.

Rescripto:  †Reverendísimo Joseph R. Binzer, Obispo auxiliar y Vicario general de la Arquidiócesis de Cincinnati, 16 de julio de 2018

El Nihil Obstat establece que no existe impedimento para la publicación de un libro o folleto. No implica acuerdo con contenido, opiniones o afirmaciones expresadas en el mismo.