< <  

Domingo, 24 de junio de 2018

  > >

Nacimiento de san Juan Bautista


Isaías 49:1-6
Hechos 13:22-26
Salmos 139:1-3, 13-15
Lucas 1:57-66, 80

Ver Lecturas en Inglés
Reflexiones Similares

This piece of content is currently only available in English.

¿es el turno del padre?

"Todos los que se enteraron guardaban este recuerdo en su corazón" (Lucas 1:66).

El ministerio de san Juan Bautista consistía en convertir los corazones al Señor. Gracias a él, el corazón de su padre se convirtió a la fe (ver Lc 1:64). Antes del ministerio público de Jesús, Juan convirtió el corazón de miles de personas al Señor (ver Lc 3:3ss). Con el espíritu y poder de Elías, Juan "reconciliará los corazones de los padres con sus hijos, y los corazones de los hijos con los padres" antes del fin del mundo tras la segunda venida de Cristo (Mal 3:23-24; Lc 1:17).

Se sobreentiende en la palabra de Dios que, a medida que se acerque el fin del mundo, los padres no querrán ni amarán a sus hijos. Los padres usarán anticonceptivos y abortarán. Harán que sus trabajos y su egoísmo sean más importantes que sus hijos. Esta profecía bíblica ciertamente ya se ha cumplido. Sin embargo, el Señor también dice que esta situación cambiará antes del fin inminente. Los hombres se arrepentirán, guardarán sus promesas al Señor y a sus familias, y amarán a sus hijos, los cuales, a su vez, responderán con amor también. Cabe preguntarse si esas iniciativas como el movimiento de la "educación en casa" son obra de Dios mediante Juan el Bautista. ¿Será que nos estamos acercando al final del planeta tierra?

San Juan Bautista, ruega por nosotros. ¡Ven, señor Jesús! (Ap 22:20)

Oración:  Padre, cambia mi corazón a Ti, a la vida, al amor, a la Iglesia nuestro hogar.

Promesa:  "Hermanos, este mensaje de salvación está dirigido a ustedes" (Hch 13:26).

Alabanza:  Te alabamos, Dios amantísimo, Jesús resucitado y Espíritu Santo Paráclito. Te adoro con todas y cada una de las fibras de mí ser. ¡Aleluya!

Rescripto:  †Reverendísimo Joseph R. Binzer, Obispo auxiliar y Vicario general de la Arquidiócesis de Cincinnati, 28 de diciembre de 2017.

El Nihil Obstat establece que no existe impedimento para la publicación de un libro o folleto. No implica acuerdo con contenido, opiniones o afirmaciones expresadas en el mismo.