< <  

Domingo, 20 de mayo de 2018

  > >

Fiesta de Pentecostés


Hechos 2:1-11
1 Corintios 12:3-7, 12-13 o
Gálatas 5:16-25
Salmos 104:1, 24, 29-31, 34

Ver Lecturas en Inglés
Reflexiones Similares

This piece of content is currently only available in English.

"un solo espíritu" (ef 4:4)

"Reciban al Espíritu Santo" (Juan 20:22).

¡Feliz Pentecostés! ¡Feliz cumpleaños de la Iglesia! ¡Ven, Espíritu Santo! En este "último y más grande día de la celebración", Jesús continúa clamando: "El que tenga sed, venga a Mí; y beba el que cree en Mí. Como dice la Escritura: "De su seno brotarán manantiales de agua viva". Él se refería al Espíritu" (Jn 7:37-39).

El Espíritu Santo vendrá a nosotros y por nosotros renovará la faz de la tierra (Sal 104:30). El Espíritu nos hará testigos de Cristo resucitado (ver Hch 2:32). Él nos dará las palabras que debemos decir (Mt 10:19-20), y personas de todas las naciones creerán que Jesús es el Señor (ver 1 Co 12:3). Por medio de la fe, aceptarán el don del Señor de la salvación y el mundo será renovado.

La renovación de la tierra, la aceptación de la salvación y nuestro testimonio de Jesús dependen en gran medida de que los cristianos estemos unidos. Jesús está orando incluso ahora para que seamos uno como Él y el Padre son uno para que el mundo crea que el Padre lo envió (Jn 17:21). Nuestra unidad es la base de la fe, que es la base de la salvación (Ef 2:8), que es la base para la renovación. El Espíritu nunca renovará el mundo a menos que Él nos una.

Por lo tanto, "Todos hemos sido bautizados en un solo Espíritu para formar un solo cuerpo" (1 Co 12:13). "Traten de conservar la unidad del Espíritu mediante el vínculo de la paz" (Ef 4:3). Que los pueblos de todas las naciones, denominaciones y divisiones se arrepientan, se perdonen y se entiendan y sean uno en el Espíritu. Entonces todos serán salvos (1 Tim 2:4) y el mundo renovado. ¡Ven, Espíritu Santo de la unidad!

Oración:  Padre, en el nombre de Jesús, enciende en llamas el don del Espíritu (2 Tm 1:6-7). Renueva mi Bautismo y Confirmación.

Promesa:  "Todos quedaron llenos del Espíritu Santo" (Hch 2:4).

Alabanza:  ¡Alabado sea Jesús, que murió, resucitó y ascendió para que pudiéramos quedar llenos del Espíritu Santo! ¡Aleluya!

Rescripto:  †Reverendísimo Joseph R. Binzer, Obispo auxiliar y Vicario general de la Arquidiócesis de Cincinnati, 11 de octubre de 2017.

El Nihil Obstat establece que no existe impedimento para la publicación de un libro o folleto. No implica acuerdo con contenido, opiniones o afirmaciones expresadas en el mismo.