< <  

Viernes, 2 de marzo de 2018

  > >
Génesis 37:3-4, 12-13, 17-28
Salmos 105:16-21
Mateo 21:33-43, 45-46

Ver Lecturas en Inglés
Reflexiones Similares

This piece of content is currently only available in English.

el futuro hoy

"Pero sus hermanos, al ver que lo amaba más que a ellos, le tomaron tal odio que ni siquiera podían dirigirle el saludo" (Génesis 37:4).

Posiblemente, Isaac y Rebeca no fueron considerados los mejores padres porque cada uno favoreció a diferentes hijos (Gn 25:28). Esto creó división en su familia. Eventualmente, Rebeca ayudó a su hijo favorito, Jacob, a engañar a Isaac y robarle el derecho de hijo primogénito de su hijo favorito, Esaú (Gn 27:6ss).

Probablemente, Jacob no fue considerado el mejor padre. Al igual que sus padres, él favoreció a uno de sus hijos, José (Gn 37:3). Esto creó más división en su familia. Eventualmente, sus hijos menos favorecidos intentaron asesinar a José (Gn 37:19ss). Ellos cambiaron de opinión y vendieron a José en esclavitud (Gn 37:28), mintieron a su padre durante años (Gn 37:31-32), y rompieron su corazón (Gn 37:34-35). "Lo que se siembra se recoge", y "Por lo que he visto, los que cultivan la maldad y siembran la miseria, cosechan eso mismo" (Jb 4:8). Sin embargo, las decisiones de Isaac, Rebeca y Jacob de favorecer al segundo hijo fueron para que se cumpliera la ley sobrenatural de la gracia de acuerdo con el pacto establecido por Dios con su pueblo.

Debido a la injusticia, la división y el engaño, ¿estamos preparando el escenario para las catástrofes en nuestras familias durante generaciones? ¿Estamos enseñando a nuestros hijos, hijas, cómo ser padres y madres, esposos y esposas santos con nuestro propio ejemplo y testimonio? Rompamos los ciclos viciosos de los pecados al nacer de nuevo en el Bautismo y viviendo nuestros Bautismos. Solo en Cristo seremos liberados de ser víctimas de las generaciones pasadas. "El que vive en Cristo es una nueva criatura: lo antiguo ha desaparecido, un ser nuevo se ha hecho presente" (2 Co 5:17).

Oración:  Padre, santifica a nuestras familias por mil generaciones (ver Ex 20:6).

Promesa:  "La piedra que desecharon los constructores ha llegado a ser la piedra angular. Esta es la obra del Señor y admirable a nuestros ojos" (Mt 21:42; Sal 118:22-23).

Alabanza:  El ejemplo de Fred llevó a sus nietos a entrar en la Iglesia.

Rescripto:  †Reverendísimo Joseph R. Binzer, Obispo auxiliar y Vicario general de la Arquidiócesis de Cincinnati, 29 de noviembre de 2017.

El Nihil Obstat establece que no existe impedimento para la publicación de un libro o folleto. No implica acuerdo con contenido, opiniones o afirmaciones expresadas en el mismo.