< <  

Lunes, 12 de noviembre de 2018

  > >

san Josafat


Tito 1:1-9
Salmos 24:1-6
Lucas 17:1-6

Ver Lecturas en Inglés
Reflexiones Similares

This piece of content is currently only available in English.

"padre, perdónalos"

"Y si peca siete veces al día contra ti, y otras tantas vuelve a ti, diciendo: 'Me arrepiento', perdónalo" (Lucas 17:4).

Estamos hechos a la imagen y semejanza de Dios (Gn 1:27). Como discípulos de Jesús, tratamos de ser como Jesús en todos los aspectos de nuestra conducta (1 Pe 1:15). De esta manera, somos como Dios, porque Jesús es Dios y el "resplandor de su gloria y la impronta de su ser" (Heb 1:3).

Ser como Dios significa trabajar, sufrir, dar, amar y perdonar como Dios lo hace. Esto significa que debemos perdonar siete veces al día (Lc 17:4) y setenta veces siete (Mt 18:22), porque nosotros y otros miles de millones con frecuencia ofendemos a Dios y Él sigue perdonándonos. Es una estimación conservadora decir que Dios perdona miles de millones de veces al día. Eso es lo que significa "siete", un número infinito.

Para ser como Dios, nosotros también debemos perdonar repetidas veces y siempre. Debemos perdonar a los más cercanos a nosotros. ¿Quién más tiene la oportunidad de ofendernos siete veces al día? Debemos perdonar a los demás repetidamente por la peor de las injusticias, incluso por escándalos (Lc 17:1ss). Finalmente, debemos perdonar según los estándares de Dios. Sus estándares no se limitan a orar por o ser amable con aquellos que nos han lastimado; también requieren darles a los transgresores afectos, dones y honor (Lc 15: 20ss). Sin embargo, "no hay nada imposible para Dios" (Lc 1:37). Por la gracia de Dios, perdona todo a todos.

Oración:  Padre, que yo y los demás seamos conmovidos por mi perdón, tanto los que se disculpan como los que no.

Promesa:  "Los Apóstoles dijeron al Señor: 'Auméntanos la fe'" (Lc 17:5).

Alabanza:  San Josafat fue martirizado mientras arriesgaba su vida por la unidad de la Iglesia. San Josafat, intercede para que todos podamos ser uno, como el Padre y el Hijo son uno (Jn 17:21).

Rescripto:  †Reverendísimo Joseph R. Binzer, Obispo auxiliar y Vicario general de la Arquidiócesis de Cincinnati, 3 de mayo de 2018

El Nihil Obstat establece que no existe impedimento para la publicación de un libro o folleto. No implica acuerdo con contenido, opiniones o afirmaciones expresadas en el mismo.