< <  

Sábado, 22 de abril de 2017

  > >

Semana de Pascua


Hechos 4:13-21
Salmos 118:1, 14-21
Marcos 16:9-15

Ver Lecturas en Inglés
Reflexiones Similares

This piece of content is currently only available in English.

yendo a los extremos

Jesús "les reprochó su incredulidad y su obstinación" (Marcos 16:14).

Después de la Resurrección de Jesús, María Magdalena "fue a contarlo a los que siempre lo habían acompañado" (Mc 16:10). Sin embargo, "no le creyeron" (Mc 16:11). "Después, se mostró con otro aspecto a dos de ellos, que iban caminando hacia un poblado" (Mc 16:12). Aun así, cuando estos anunciaron la Buena Noticia de la Resurrección de Jesús, los demás apóstoles "tampoco les creyeron" (Mc 16:13). Jesús, en Su misericordia, no quería que Sus apóstoles se perdieran otra vez en Su Resurrección. Por lo que "mientras estaban comiendo y les reprochó su incredulidad y su obstinación porque no habían creído a quienes lo habían visto resucitado" (Mc 16:14).

El Jesús crucificado y resucitado no quiere que perdamos la oportunidad de presenciar Su Resurrección y vida eterna. Por eso, Él:

  • nos reprocha (Mc 16:14) y castiga (2 Pe 2:9),

  • nos alienta a que nos arrepintamos,

  • nos advierte de nuestras condenas (Mc 16:16),

  • nos ordena que proclamemos la Buena Noticia de la resurrección a toda la creación (Mc 16:15),

  • llama a Sus discípulos a que oren, ayunen por la salvación del mundo, y sufran por la salvación de los que no creen,

  • llama a algunos de Sus discípulos a ser martirizados,

  • envía a María para despertar incrédulos antes de que sea tarde, y

  • nos da Su Cuerpo y Sangre.

Jesús ha resucitado, y Él ha ido a extremos para ayudarnos a creer en Él y por lo tanto recibir la vida eterna con Él. Que la salvadora muerte de Jesús, Su gloriosa Resurrección y Sus gracias abundantes no sean en vano para ninguno de nosotros.

Oración:  Padre, no me dejes que pierda una oportunidad de ayudar a alguien que te ama.

Promesa:  "Juzguen si está bien a los ojos del Señor que les obedezcamos a ustedes antes que a Dios" (Hch 4:19).

Alabanza:  ¡Alabado sea Jesús, "la Resurrección y la Vida"! (Jn 11:25).

Rescripto:  †Reverendísimo Joseph R. Binzer, Obispo auxiliar y Vicario general de la Arquidiócesis de Cincinnati, 28 de deciembre de 2016.

El Nihil Obstat establece que no existe impedimento para la publicación de un libro o folleto. No implica acuerdo con contenido, opiniones o afirmaciones expresadas en el mismo.