< <  

Viernes, 15 de diciembre de 2017

  > >
Isaías 48:17-19
Salmos 1:1-4, 6
Mateo 11:16-19

Ver Lecturas en Inglés
Reflexiones Similares

This piece of content is currently only available in English.

parecerse a papá

"¿Con quién puedo comparar esta generación? Se parece a esos muchachos..." (Mateo 11:16).

Fuimos creados a la imagen y semejanza de Dios (Gn 1:26-27). Esta imagen cambia cuando hemos pecado. El propósito de nuestra vida es ser restaurados a la imagen de Dios, imitando a Jesús "la Imagen del Dios invisible" (Col 1:15). Sin embargo, somos tan ciegos y estamos tan confundidos por el pecado que somos tentados para que nuestra imagen sea conforme a nuestra imagen deformada.

Somos tentados a pretender ser Dios y a hacer que todos hagan nuestra voluntad y no la voluntad de Dios. Pero no somos el Creador, somos las criaturas (ver Sab 13:5ss). No somos la imagen perfecta del Padre sino la imagen imperfecta. Necesitamos conformarnos a la voluntad de Dios de forma tal que nuestra deformidad sea reformada y transformada.

Con el Adviento, empezamos un nuevo año litúrgico. Seamos humildes y dóciles hijos del Padre. Obedezcamos a nuestro Padre debido a que Él nos enseña lo que es bueno para nosotros y nos conduce al camino que debemos seguir (Is 48:17). Regocijémonos al conformar nuestra voluntad a la imagen del Padre. Cuando abandonamos nuestros deseos de hacer que el mundo se transforme a nuestra imagen, nuestra imagen se estará transformando en la imagen de Dios y en esta forma nos encontraremos a nosotros mismos.

Oración:  Espíritu Santo clama en mi corazón "Padre" (Abba) (Gal 4:6).

Promesa:  "¡Si tú hubieras atendido a mis mandamientos, tu prosperidad sería como un río y tu justicia, como las olas del mar!" (Is 48:18)

Alabanza:  El tener a Dios Hijo en su mente le ayudó a Roberto a relacionarse con Dios Padre. El mirar la imagen del Sagrado Corazón le permitió abrir su corazón para amar y perdonar a los demás.

Rescripto:  †Reverendísimo Joseph R. Binzer, Obispo auxiliar y Vicario general de la Arquidiócesis de Cincinnati, 25 de julio de 2017.

El Nihil Obstat establece que no existe impedimento para la publicación de un libro o folleto. No implica acuerdo con contenido, opiniones o afirmaciones expresadas en el mismo.