< <  

Jueves, 29 de setiembre de 2016

  > >

santos Miguel, Gabriel,
y Rafael


Daniel 7:9-10, 13-14
Salmos 138:1-5
Juan 1:47-51

Ver Lecturas en Inglés
Reflexiones Similares

This piece of content is currently only available in English.

vidas que necesitan ángeles

Jesús "agregó: les aseguro que verán el cielo abierto, y a los ángeles de Dios subir y bajar sobre el Hijo del hombre" (Juan 1:51).

El Señor te ama perfectamente, y quiere mostrarte Su amor enviándote ángeles y arcángeles como Miguel, Gabriel y Rafael para que participen en tu vida. Para que los ángeles participen en nuestras vidas, hemos de tener vidas que encajen con el tipo de trabajo que suelen hacer ángeles y arcángeles. Necesitamos una vida de apostolado, santidad y evangelización. Tenemos que amar con mucha intensidad y coraje, aun a riesgo de sufrir persecución. Los ángeles especialmente actúan cuando se trata de ayudar a los cristianos perseguidos (ver Hch 12:7ss; 5:19; Lc 22:43). En efecto, necesitamos que el Espíritu Santo esté lo más activo posible en nuestra vida.

El Espíritu Santo es Espíritu de Verdad (Jn 14:17). Es "el poder de lo alto" (Lc 24:49; ver también Hch 1:8). Produce frutos de amor, gozo y paz (Gal 5:22). Las vidas que abundan en verdad, poder y amor son ocasiones propiciadas por los ángeles. Cuando el Espíritu Santo actúa, San Miguel empuña la espada, San Gabriel anuncia el mensaje de Dios y San Rafael guía y cura. Cuando el Espíritu Santo viene a nuestras vidas, los espíritus angélicos tienen una labor que hacer. ¡Ven, Espíritu Santo!

Oración:  Padre, que en este año de la misericordia los arcángeles y los ángeles estén especialmente activos en nuestra vida.

Promesa:  "Te doy gracias, Señor, de todo corazón, te cantaré en presencia de los ángeles. Me postraré ante tu santo Templo" (Sal 138:1-2).

Alabanza:  San Gabriel Arcángel fue la primera criatura en pronunciar el nombre de Jesús según los registros históricos (Lc 1:31).