< <  

Sábado, 2 de julio de 2016

  > >
Amós 9:11-15
Salmos 85:9-14
Mateo 9:14-17

Ver Lecturas en Inglés
Reflexiones Similares

This piece of content is currently only available in English.

el beso de la paz

"El Amor y la Verdad se encontrarán, la Justicia y la Paz se abrazarán" (Salmos 85:11).

¡Qué bella imagen! El Amor y la Verdad se encuentran. Justicia y Paz se abrazan. ¿Cómo puede ser esto? A menudo, el amor y la paz se ven opacados por la necesidad de corregir un error. Muchas veces, la verdad y la justicia se ven comprometidas por el deseo de no ofender a nadie. ¿Es el pasaje anterior simplemente un ideal poético que nunca podría lograrse en el mundo duro y frío de la vida cotidiana?

Estos ideales potencialmente conflictivos se unen como uno en la persona de Jesús. Jesús es la Verdad (Jn 14: 6). Él es nuestra justicia (1 Co 1:30). Aún más, Jesús es nuestra paz (Ef 2:14; Mi 5:4). Él encarna el amor de Dios (Ex 34:6; Num 14:18). Jesús mismo puede proclamar la verdad y hacer justicia al tratar tanto a los culpables como a sus víctimas con amor y con paz.

Muchas naciones gastan miles de millones de dólares tratando de lograr equilibrio entre la ley y el orden, expandiendo las obras de caridad y los programas sociales. Estos son objetivos buenos y nobles, pero sin Jesús solo lograrán quedarse por debajo de las expectativas. Los seres humanos no pueden lograr lo que solo Jesús tiene capacidad de hacer.

Familias divididas, naciones contendientes, cónyuges con problemas, parroquias disidentes, sea lo que sea, traigan sus problemas a Jesús. Fuera de Jesús, nada se puede hacer (Jn 15:5). Con Jesús, todo es posible (Mt 19:26).

Oración:  Jesús, Príncipe de la Paz (Is 9:5), bésanos con Tu beso de paz (Cant 1:2; Sal 85:11). Danos "vino nuevo" del Espíritu (Mt 9:17). Que seamos Tus embajadores a un mundo herido.

Promesa:  "El mismo Señor nos dará sus bienes" (Sal 85:13).

Alabanza:  El hermano de Carlos recayó en las drogas y el crimen, pero Carlos no cesó de orar por él. Nunca fue para él una causa perdida ni para Jesús tampoco.

Referencia:  (Esta enseñanza fue presentada por un miembro del equipo editorial).

Rescripto:  †Reverendísimo Joseph R. Binzer, Obispo auxiliar y Vicario general de la Arquidiócesis de Cincinnati, 18 de febrero de 2016.

El Nihil Obstat establece que no existe impedimento para la publicación de un libro o folleto. No implica acuerdo con contenido, opiniones o afirmaciones expresadas en el mismo.