< <  

Viernes, 9 de diciembre de 2016

  > >

san Juan Diego


Isaías 48:17-19
Salmos 1:1-4, 6
Mateo 11:16-19

Ver Lecturas en Inglés
Reflexiones Similares

This piece of content is currently only available in English.

"maria" navidad

"Yo soy el Señor, tu Dios, el que te instruye para tu provecho, el que te guía por el camino que debes seguir" (Isaías 48:17).

Para celebrar la Navidad que Dios quiere para nosotros, simplemente debemos obedecer a Dios. Aquellos que son como María tendrán una verdadera Navidad. Atienden a los mandatos de Dios (Is 48:18) y dejan que la Navidad se cumpla en ellos de acuerdo con la Palabra de Dios (ver Lc 1:38).

La clave para la Navidad es no ser auto indulgente, sino rendirnos en obediencia al Señor. No debemos hacer nuestras propias cosas, sino las cosas de Dios. No debemos tratar de sentirnos bien, sino de agradar al Señor. Si queremos seguir a Jesús en Navidad, debemos negarnos a nosotros mismos, cargar nuestra cruz cada día (Lc 9:23) y obedecer al Señor.

Para prepararnos para la venida de Cristo en Navidad, debemos:

  1. Arrepentirnos de cualquier desobediencia e ir a confesarnos.

  2. Pedirle al Espíritu Santo nos avise de oportunidades para obedecer al Señor.

  3. Orar para tener la fuerza de obedecer.
  4. Obedecer.

El Señor tiene planeada una maravillosa Navidad para nosotros. Es mucho más de lo que podemos pedir o imaginar (Ef 3:20). Solo tenemos que seguir las instrucciones. "¡María" Navidad!

Oración:  Jesús, que te ame como María Te amo en la primera Navidad.

Promesa:  "La Sabiduría ha quedado justificada por sus obras" (Mt 11:19)

Alabanza:  San Juan Diego llevó con humildad flores a su obispo, obedeciendo a su madre María, y el mundo cambió. Su obediencia persistente a la Virgen de Guadalupe dio lugar a la conversión de ocho millones de personas en la siguiente década.