< <  

Lunes, 5 de diciembre de 2016

  > >
Isaías 35:1-10
Salmos 85:9-14
Lucas 5:17-26

Ver Lecturas en Inglés
Reflexiones Similares

This piece of content is currently only available in English.

se buscan camilleros y reparadores de tejado

"Buscaban el modo de entrar, para llevarlo ante Jesús. Como no sabían por dónde introducirlo a causa de la multitud, subieron a la terraza" (Lucas 5:18-19).

A muchas personas, incluso cristianos, les han lavado tanto el cerebro, han sido tan manipulados que están a merced de la publicidad consumista propia de estas fechas navideñas y no pueden ver al Cristo de la Navidad. Es la consecuencia esperable de unos hábitos consumistas. No obstante, algunos no se encuentran tan esclavizados como para estar totalmente indefensos. Estas personas, como Zaqueo, han decidido subir a un árbol, ver a Jesús y confiar en su misericordia (ver Lc 19:3-4). Otros están tan atrapados que necesitan ayuda especial para ver a Jesús. Como el paralítico, necesitan la ayuda de cuatro buenos amigos con suficiente amor y fe que los lleven hasta Jesús, abriendo un boquete en el techo si es preciso (ver Lc 5:19).

Pregunta al Señor a quién quiere Él que lleves a la Navidad. Ora por esas personas a diario, repetidas veces y por muchos días. Después de haber hablado con Dios, háblales a esas personas sobre Dios. Pide al Señor que te conceda palabras proféticas para remover el techo que los separa de Jesús. Luego de las oraciones, bájalos hacia Jesús. Jesús les dirá: "Hombre, tus pecados te son perdonados" (Lc 5:20). Por la gracia de Dios y por su fe, esos que has cargado contigo pueden arrepentirse, recibir perdón y entregar sus vidas a Jesús. Entonces, tendrán una verdadera Navidad - una vida nueva, es decir, el nacimiento de Jesús en nuestras vidas.

Oración:  Padre, permíteme albergar a otros bajo mi corazón hasta que Cristo los forme.

Promesa:  "Un camino que se llamará Camino santo" (Is 35:8).

Alabanza:  Con una fe perseverante, María oró por su hijo Cris durante años. Finalmente, encontró a nuestro Señor Jesús, se arrepintió y regresó a la Iglesia.