< <  

Miércoles, 13 de enero de 2016

  > >

san Hilario


1 Samuel 3:1-10, 19-20
Salmos 40:2, 5, 7-10
Marcos 1:29-39

Ver Lecturas en Inglés
Reflexiones Similares

This piece of content is currently only available in English.

"dormir en la paz celestial"

"Ve a acostarte, y si alguien te llama, tú dirás: Habla, Señor, porque tu servidor escucha" (1 Samuel 3:9).

Como "¡Dios lo da a sus amigos mientras duermen!" (Sal 127:2), dormir es uno de los aspectos más importantes de nuestras vidas. En consecuencia, el Diablo trata de interrumpir nuestro sueño con tentaciones sexuales, miedos y ansiedades. También somos tentados a abusar del tiempo de descanso para evadir nuestras responsabilidades. Permitimos que la pereza del sueño nos impida responder el llamado de Dios (ver 1 Sm3:6ss) así como el darnos tiempo de calidad para orar (ver 1 Sm 3:2; Mc 1:35). El diablo está tratando de "ponernos a dormir". Sin embargo, el Señor quiere que "reposemos creyendo en Él" (1Tes 4:14) de tal manera que podamos "dormir en la paz celestial".

La mayoría de nosotros dedicamos casi un tercio de nuestras vidas a dormir. Ese es un campo de batalla muy importante en la guerra espiritual. Dios aprovechó el tiempo de sueño de Adán para crear a la primera mujer (Gn 2:21ss). Él empleó el sueño de José para proteger a Jesús en el vientre de María (Mt 1:20) y mientras era un niño (Mt 2:13). El Señor quiere que aprovechemos nuestro sueño para el crecimiento de Su reino. Satanás también tiene planes para nuestros sueños. Si al acostarnos lo hacemos llenos de ira y enojo, permitiremos que Satanás "trabaje sobre" nosotros mientras dormimos (Ef 4:26-27) en lugar de Dios.

"Cualquier cosa que hagan" incluyendo dormir, "háganlo todo para la gloria de Dios" (1 Co10:31). "Y todo esto", incluyendo dormir, "por amor a la Buena Noticia" (1 Co 9:23). Deja que Jesús sea el Señor de tu vida y tu sueño.

Oración:  Padre, envía al Espíritu Santo para que me enseñe a dormir conforme a Tu voluntad.

Promesa:  "Por la mañana, antes que amaneciera, Jesús se levantó, salió y fue a un lugar desierto; allí estuvo orando" (Mc 1:35).

Alabanza:  San Hilario fue exiliado por pronunciarse en contra de la herejía. Durante su exilio escribió un tratado tan convincente en defensa de la verdadera fe que los líderes de la herejía arriana reclamaron la liberación de Hilario del exilio y él regresó a su casa.

Rescripto:  †Reverendísimo Joseph R. Binzer, Obispo auxiliar y Vicario general de la Arquidiócesis de Cincinnati, 24 de augusto de 2015.

El Nihil Obstat establece que no existe impedimento para la publicación de un libro o folleto. No implica acuerdo con contenido, opiniones o afirmaciones expresadas en el mismo.