< <  

Domingo, 23 de agosto de 2015

  > >

21er domingo de Tiempo Ordinario


Josué 24:1-2, 15-18
Efesios 5:21-32
Salmos 34:2-3, 16-21
Juan 6:60-69

Ver Lecturas en Inglés
Reflexiones Similares

This piece of content is currently only available in English.

"vivo en la fe" (gal 2:20)

"¿Esto los escandaliza?" (Juan 6:61).

Cuando Jesús habla de su presencia real en la Eucaristía, la gente exclama: "¡Es duro este lenguaje! ¿Quién puede escucharlo?" (Jn 6:60). Sin embargo, Jesús se niega a reformular la revelación de su presencia eucarística. Insiste en que no se trata de palabras, sino de nuestra fe en sus palabras (véase Jn 6:61). Nos desafía a que no analicemos sus palabras con nuestras limitadas facultades humanas, puesto que "la carne de nada sirve" (Jn 6:63) y sus palabras "son Espíritu y Vida" (Jn 6:63).

Tener fe en la presencia eucarística de Jesús es cuestión de escuchar la palabra de Dios a la luz del Espíritu, porque la fe nace de la predicación y la predicación se realiza en virtud de la Palabra de Cristo (Rom 10:17). Por lo tanto, Pedro respondió al desafío de Jesús diciendo: "Señor, ¿a quién iremos? Tú tienes palabras de Vida eterna" (Jn 6:68). Creemos en la presencia eucarística de Jesús porque tenemos fe en lo que hemos escuchado (ver Gal 3:5) y en Jesús quien habla.

Cuando caminamos según la palabra de Dios sin fiarnos de nuestra vista corta, es entonces cuando efectivamente andamos en la fe (ver 2 Co 5:7). Si caminamos según nuestra vista, nos alejamos de Jesús (ver Jn 6:66). Si caminamos guiados por la fe, caminamos con Jesús. No vivas por lo que veas, sino por tu fe en Jesús, el Verbo.

Oración:  Padre, mi vista me hace susceptible de ilusiones ópticas. Por tu Verbo, protégeme del engaño.

Promesa:  "Yo y mi familia serviremos al Señor" (Josué 24:15).

Alabanza:  ¡Aleluya! ¡La tumba está vacía! ¡La piedra ha sido quitada! ¡Jesús ha resucitado! ¡Aleluya!

Rescripto:  †Reverendísimo Joseph R. Binzer, Obispo auxiliar y Vicario general de la Arquidiócesis de Cincinnati, 14 de abril de 2015

El Nihil Obstat establece que no existe impedimento para la publicación de un libro o folleto. No implica acuerdo con contenido, opiniones o afirmaciones expresadas en el mismo.