< <  

Sábado, 4 de julio de 2015

  > >

santa Isabel de Portugal


Génesis 27:1-5, 15-29
Salmos 135:1-6
Mateo 9:14-17

Ver Lecturas en Inglés
Reflexiones Similares

This piece of content is currently only available in English.

un buen mes para ayunar

"Llegará el momento en que el esposo les será quitado y entonces ayunarán" (Mateo 9:15).

Después de una breve moratoria sobre el ayuno, Jesús prometió que sus discípulos ayunarían con tal celo que no serían capaces de resistirlo, a menos que hubieran recibido un odre nuevo, una vida nueva en el Espíritu (Mt 9:17).

Ahora es el momento del ayuno vigoroso, riguroso, poderoso, amoroso en el Espíritu. El Señor decidió expulsar ciertos demonios sólo de esta manera (Mt 17:21). El Papa Juan Pablo II profetizó que por la oración y el ayuno los demonios que están detrás del aborto serán expulsados (Encíclica Evangelio de la Vida, 100). Enseñó que cuando ayunamos en el Espíritu Santo, el poder desciende del cielo y los muros del engaño son derribados.

Pídele al Señor que te enseñe más sobre el ayuno en este mes de julio. Pregúntale cuántos días y en qué forma vas a ayunar en este mes. Ayuna por una razón cierta, especialmente por la protección de los niños en el vientre de la madre. Pídele al Señor la fortaleza de perseverar en este ayuno y que te enseñe, especialmente sobre el llamado de Dios para ayunar. Considera pedirles a otros que ayunen contigo. Puede que recuerdes julio de 2015 para el resto de su vida.

Oración:  Padre, que pueda ayunar según tu voluntad.

Promesa:  "Que el Señor te dé el rocío del cielo y la fertilidad de la tierra" (Gn 27:28).

Alabanza:  Santa Isabel trabajó sin descanso y logró poner paz entre su esposo e hijo.

Rescripto:  †Reverendísimo Joseph R. Binzer, Obispo auxiliar y Vicario general de la Arquidiócesis de Cincinnati, 10 de febrero de 2015

El Nihil Obstat establece que no existe impedimento para la publicación de un libro o folleto. No implica acuerdo con contenido, opiniones o afirmaciones expresadas en el mismo.