< <  

Sábado, 25 de julio de 2015

  > >

Santiago el Mayor


2 Corintios 4:7-15
Salmos 126:1-6
Mateo 20:20-28

Ver Lecturas en Inglés
Reflexiones Similares

This piece of content is currently only available in English.

"egoísmo religioso"

"Entonces la madre de los hijos de Zebedeo se acercó a Jesús, junto con sus hijos, y se postró ante él para pedirle algo" (Mateo 20:20).

La madre de Santiago y Juan era una experta en "el egoísmo religioso". Muchos de nosotros también somos expertos en este tipo de egoísmo. Cuando rezamos, Dios responde con la pregunta: "¿Qué quieres?" (Mt 20:21). Dios, quien lee nuestros corazones, sabe que a veces rezamos no para conocer su voluntad sino para comunicar la nuestra, no tanto para complacerle como para complacernos a nosotros mismos. Incluso cuando rezamos por otra persona, todavía pensamos: "¿Qué saco yo con esto?" Cuando rezamos, le pedimos a Dios que nos prometa en lugar de hacerle promesas de nuestro amor (Mt 20:21). La actitud del Señor hacia nuestro egoísmo es: "No saben lo que piden" (Mt 20:22). No conocemos la naturaleza de la oración, del amor ni de la vida cristiana.

En su merced, Jesús intenta romper el encantamiento del egoísmo al guiarnos a servir a los demás y a dar nuestras vidas en rescate por ellos (Mt 20:26-28). Sólo el amor de la cruz es más fuerte que el egoísmo. Sólo el amor crucificado nos liberará de la prisión del ensimismamiento (ver 2 Co 5:15).

Jesús llevó a la madre de Santiago y de Juan a la cruz cuando decapitaron a su hijo Santiago (Hch 12:2). Allí ella encontró el sentido verdadero del rezo, el amor y la vida. Jesús nos llama a crucificar nuestro ensimismamiento al pie de su cruz. Haz un recorrido por el viacrucis.

Oración:  Padre, que yo rece a la sombra de la cruz.

Promesa:  "Siempre y a todas partes, llevamos en nuestro cuerpo los sufrimientos de la muerte de Jesús, para que también la vida de Jesús se manifieste en nuestro cuerpo" (2 Co 4:10).

Alabanza:  Santiago era un evangelista tan poderoso que su decapitación le agradó a sus enemigos (Hch 12:3).

Rescripto:  †Reverendísimo Joseph R. Binzer, Obispo auxiliar y Vicario general de la Arquidiócesis de Cincinnati, 10 de febrero de 2015

El Nihil Obstat establece que no existe impedimento para la publicación de un libro o folleto. No implica acuerdo con contenido, opiniones o afirmaciones expresadas en el mismo.