< <  

Miércoles, 29 de abril de 2015

  > >

santa Catalina de Siena


Hechos 12:24-13:5
Salmos 67:2-3, 5-6, 8
Juan 12:44-50

Ver Lecturas en Inglés
Reflexiones Similares

This piece of content is currently only available in English.

palabras-merito

"Anunciaron la Palabra de Dios" (Hechos 13:5).

Porque amamos la Palabra de Dios, nos alegra que "la palabra del Señor se difunda incesantemente" (Hch 12:24; ver también Hch 6:7; 19:20).

Porque la palabra de Dios es más dulce que la miel (ver Sal 119:103), la devoramos. Se convierte en la alegría y la felicidad de nuestros corazones (Jer 15:16).

Porque la palabra de Dios "vale más que todo el oro y la plata" (Sal 119:72), estamos dispuestos a dejarlo todo, ir a donde quiera y a arriesgarlo todo para proclamar el Evangelio.

Porque la palabra de Dios nos juzgará en el último día (Jn 12:48), estamos dispuestos a obedecer cuidadosa y gozosamente hasta la más minúsculo de la letra de su ley (ver Mt 5:18).

Porque amamos la Palabra del Señor, deseamos e intentamos escuchar al Señor resucitado y proclamar su palabra cada día en la Misa. Vivimos esa palabra preciosa, dadora de vida y llena de salvación. Compartimos la luz de su Palabra eucarística al ponerla en el candelero de nuestras vidas (Lc 8:16).

Porque amamos la Palabra de Dios, te ofrecemos este librito, Un Pan, Un Cuerpo. Úsalo para crecer en el amor al Señor y su Palabra. Utilízalo para devorar la Palabra de Dios y proclamarla a tantas personas como sea posible.

"Mientras tanto, la palabra de Dios se difundía incesantemente" (Hch 12:24).

Oración:  Señor resucitado, quema y purifica mi corazón a través de tu Palabra (Lc 24:32).

Promesa:  "Ya que sé que su mandato es Vida eterna, las palabras que digo, las digo como Él me lo ordenó" (Jn 12:50).

Alabanza:  Santa Catalina recibió los estigmas (las heridas de Jesús en su corazón, manos y pies. En pocos años, logró unir una iglesia dividida. Ella murió a sí misma para reunir a los hijos de Dios (ver Jn 11:51-52).

Rescripto:  †Reverendísimo Joseph R. Binzer, Obispo auxiliar y Vicario general de la Arquidiócesis de Cincinnati, 1 de abril de 2015

El Nihil Obstat establece que no existe impedimento para la publicación de un libro o folleto. No implica acuerdo con contenido, opiniones o afirmaciones expresadas en el mismo.