< <  

Jueves, 26 de febrero de 2015

  > >
Ester 12, 14-16, 23-25
Salmos 138: 1-3, 7-8
Mateo 7:7-1

Ver Lecturas en Inglés
Reflexiones Similares

This piece of content is currently only available in English.

formando una fuerza para pedir

"Pidan y se les dará; busquen y encontrarán; llamen y se les abrirá. Porque todo el que pide, recibe; el que busca, encuentra; y al que llama, se le abrirá" (Mateo 7:7-8).

Algunos predicadores no faltos de ingenio y exégetas de la Biblia han tratado de explicar las diferencias entre preguntar, buscar y llamar. Sin embargo, estas tres amonestaciones podrían significar lo mismo. Jesús simplemente nos manda que pidamos, pidamos y sigamos pidiendo. ¿Estamos entendiendo el mensaje? ¿Si fuera así, porque Jesús continúa repitiendo lo mismo una y otra vez?

La mayoría de nosotros le pedimos a Dios pocas cosas. Pero podría ser que Él quiere que le pidamos cientos o miles de cosas. Jesús les dijo a sus apóstoles: "Hasta ahora, no han pedido nada en mi Nombre. Pidan y recibirán, y tendrán una alegría que será perfecta" (Jn 16:24). El autor del libro de Santiago dice claramente: "Ustedes no tienen, porque no piden" (Stg 4:2).

Jesús quiere que pidamos más, no porque no nos lo vaya a dar a no ser que se lo pidamos, sino porque quiere que nos comuniquemos más con Él. Él nos llama a permanecer en Él (ver Jn 15:5, 7), viviendo en su presencia. Él no nos llama a pedir con egoísmo sino con amor (Stg 4:3). Jesús quiere que compartamos todo detalle de nuestra vida con Él. Él quiere ser nuestra vida (ver Fil 1:21; Gal 2:20).

Pedirle constantemente significa amarle constantemente y vivir en Él. Pídele al Amor (1 Jn 4:16). Pídele a la Vida (Jn 14:6, Jn 11:25). Pídele a Jesús.

Oración:  Padre, en esta cuaresma enséñame a pedir como tu hijo.

Promesa:  Líbranos de ellos con tu mano y ven a socorrerme, porque estoy sola, y no tengo a nadie fuera de ti, Señor! Tú, que lo conoces todo.

Alabanza:  Jesús sana a Laura de un tumor en su cuello.

Rescripto:  †Reverendísimo Joseph R. Binzer, Obispo auxiliar y Vicario general de la Arquidiócesis de Cincinnati, 25 de agosto de 2014

El Nihil Obstat establece que no existe impedimento para la publicación de un libro o folleto. No implica acuerdo con contenido, opiniones o afirmaciones expresadas en el mismo.