< <  

Miércoles, 16 de diciembre de 2015

  > >
Isaías 45:6-8, 18, 21-25
Salmos 85:9-14
Lucas 7:18-23

Ver Lecturas en Inglés
Reflexiones Similares

This piece of content is currently only available in English.

¡silencio!

"Voy a proclamar lo que dice el Señor" (Salmos 85:9).

Conforme nos acercamos a la Navidad, creo que la palabra del Espíritu a las iglesias es: "Silencio". El Señor se está poniendo el dedo en la boca para decirnos que nos tranquilicemos, estemos quietos, o perderemos la humilde y tranquila Navidad que llega con Cristo. Él viene a nosotros "como el rocío de lo alto, como la lluvia suave" (Is 45:8). Si no tenemos "noches silenciosas," no vamos a tener "noches santas." Si no tenemos tranquilidad, puede que no tengamos la Navidad. Puede que no haya espacio para Él en nuestra ruidosa posada (Lc 2:7).

En esta época del año, el mundo sube el volumen, proporcionando bulla y ruido casi constante. Nos bombardeamos a nosotros mismos con la TV, la radio y películas. No podemos dejar nuestros aparatos electrónicos. El diablo está tratando de robarnos la Navidad ahogando a Jesús. El Cristo de la Navidad a menudo habla en una voz suave y apacible (1 Re 19:12-13). Solo aquéllos que estén lo suficientemente tranquilos le oirán. "Silencio". Él ya llega.

Oración:  (Por favor, pasa hoy 15 minutos de silencio en la presencia del Señor).

Promesa:  "Vayan a contar a Juan lo que han visto y oído: los ciegos ven, los paralíticos caminan, los leprosos son purificados y los sordos oyen, los muertos resucitan, la Buena Noticia es anunciada a los pobres" (Lc 7:22).

Alabanza:  Celeste pasa tiempo en la adoración eucarística todas las semanas.

Rescripto:  †Reverendísimo Joseph R. Binzer, Obispo auxiliar y Vicario general de la Arquidiócesis de Cincinnati, 24 de augusto de 2015.

El Nihil Obstat establece que no existe impedimento para la publicación de un libro o folleto. No implica acuerdo con contenido, opiniones o afirmaciones expresadas en el mismo.