< <  

Jueves, 31 de julio de 2014

  > >

san Ignacio de Loyola


Jeremías 18:1-6
Salmos 146:1-6
Mateo 13:47-53

Ver Lecturas en Inglés
Reflexiones Similares

This piece of content is currently only available in English.

¿es comprensible?

"¿Comprendieron todo esto?" (Mateo 13:51).

Jesús preguntó a sus apóstoles si habían entendido "todo esto". Ellos respondieron "sí", posiblemente creyendo que Jesús se refería a la ultima parábola o a la serie de parábolas que Él les había enseñado (Mt 13:51). Jesús, sin embargo, se refería a mucho más, porque después habló de aquellos que entienden su Reino y se les reconoce por sus "reservas" de sabiduría (Mt 13:52).

En realidad, los apóstoles no entendían "todo esto" (ver Jn 16:29). "Al contrario, sus mentes estaban completamente ciegas al significado" de tantos acontecimientos de la vida de Jesús (Mc 6:52). Jesús estaba tan sorprendido de que sus mismos seguidores no entendieran que exclamó: "¿Todavía no comprenden ni entienden? Ustedes tienen la mente enceguecida. Tienen ojos y no ven, oídos y no oyen. ¿Todavía no comprenden?" (Mc 8:17-18, 21). Durante la última Cena, los apóstoles sintieron que sí entendían lo que Jesús decía (Jn 16:29-30). Sin embargo, Jesús inmediatamente los cuestionó (Jn 16:31). Unas horas después, los apóstoles demostraron que en verdad no habían entendido a Jesús cuando lo abandonaron en el momento en que fue arrestado (Mc 14:50).

¿Entiendes tú a Jesús? ¿Podrías admitir tu falta de entendimiento? Este sería el primer paso para lograr entendimiento. El día del Juicio, te dirá el Señor "¿Porque este es un pueblo sin inteligencia por eso su Creador no le tiene compasión? El que lo formó no se apiada de él" (Is 27:11)? ¿O acaso te dirá: "Felices, en cambio, los ojos de ustedes, porque ven; felices sus oídos, porque oyen" (Mt 13:16)? "¿Comprendieron todo esto? (Mt 13:51)".

Oración:  Padre, que logre yo entender lo que tú quieres que "comprenda".

Promesa:  "Baja ahora mismo al taller del alfarero, y allí te haré oír mis palabras" (Jer 18:2).

Alabanza:  San Ignacio, un soldado entrenado en el uso de la fuerza y en la guerra, tuvo una conversión profunda y fue sacerdote. Es el santo patrón de ejercicios espirituales y retiros.

Rescripto:  †Reverendísimo Joseph R. Binzer, Obispo auxiliar y Vicario general de la Arquidiócesis de Cincinnati, 1 de abril de 2014

El Nihil Obstat establece que no existe impedimento para la publicación de un libro o folleto. No implica acuerdo con contenido, opiniones o afirmaciones expresadas en el mismo.